Zabala: “La provincia ya había respondido y resuelto cada situación de los ciudadanos clorindenses”

Compartir

La audiencia que realizara el juez federal subrogante Fernando Carbajal para tratar un hábeas corpus respecto de varios ciudadanos de Clorinda fue “un dispendio de actividad jurisdiccional”, ya que “la provincia ya había respondido y resuelto cada situación”.

Así lo manifestó en declaraciones a AGENFOR la fiscal de Estado de Formosa, la doctora Stella Zabala, quien explicó: “Tuvimos un hábeas corpus que se planteó con respecto a ciudadanos de Clorinda que se encontraban con pedidos para salir de la provincia, cuando ya Formosa había contestado puntualmente y resuelto la situación de los mismos, por eso en esta ocasión planteó que se declarara abstracta”.

“La situación de todos los ciudadanos clorindenses ya había sido absolutamente respondida y no había necesidad de tener la audiencia de hábeas corpus, ya que es un dispendio de actividad jurisdiccional”, subrayó categórica.

En ese sentido, consideró necesario ahondar en la cuestión a los efectos de esclarecer, ya que “escucho por ahí que se autorizó para salir con hisopado negativo y que había un levantamiento del bloqueo de la ciudad de Clorinda”, cuando “en todos los casos de los que habían planteado el hábeas corpus, ya la provincia había respondido puntualmente”.

Mencionó el caso de un ciudadano que quería trasladarse desde Clorinda a Formosa Capital para acudir a su taller mecánico, a quien se le había informado mediante una delegación policial que ya contaba con el permiso.

Al mismo tiempo, explicó que “dos asistentes sociales y un médico fueron a reiterarle que contaba con dicho permiso para trasladarse a desde Clorinda a la ciudad capital, previo hisopado negativo tal como corresponde.

“En el primer informe, el mismo respondió que no quería trasladarse a la capital y en el segundo, al cual acudieron las asistentes sociales y el médico, quien le iba a realizar el hisopado para que pudiera venir, los atendió la hija que dijo que su padre no tenía ningún interés de viajar a Formosa y que sólo había consultado con un abogado por una cuestión de carácter laboral”, puntualizó.  

Otros casos

A su vez, la fiscal de Estado esclareció ante esta Agencia sobre otros casos de ciudadanos, los cuales fueron atendidos por la provincia. “Había dos personas que tenían problemas de salud –señaló-. Una con inconvenientes con su obra social, la cual no se trataba de IASEP, sino la del Ejército porque no podía hacerse los tratamientos correspondientes”.

Con respecto a la misma, puntualizó la doctora Zabala, se acudió al domicilio de la persona para informarle que contaba con la autorización correspondiente para trasladarse, previo hisopado negativo, a Formosa, aclarando que la dificultad que ésta tenía no era con la provincia, sino con la obra social.

Según relató, “fue el ministro de Gobierno, el doctor Jorge Abel González, quien realizó la gestión personal para que ella tuviera perfectamente zanjado el problema con la obra social e incluso la provincia había conseguido un avión sanitario para trasladarla por su problema de salud, lo cual fue puesto de manifiesto en el escrito que se presentó”.

“Cuando dos asistentes sociales del Municipio de Clorinda y un médico con una ambulancia, como también la Policía, fueron al domicilio de esta persona, les respondió que no quería nada de esto, ni utilizar esta posibilidad que se le daba, cuando todo lo que hizo la provincia fue para ayudar, colaborar y permitirle el traslado”, afirmó.

Hizo notar que “lo mismo sucedió con otra persona que tenía problemas de salud y que decía que quería trasladarse de Clorinda a Formosa Capital. Contaba con todos los turnos médicos otorgados por la provincia y cuando se le informó manifestó que su estado de salud era óptimo y que ya no necesitaba hacer este tipo de traslado”.

En el caso de la ciudadana que solicitó trasladarse a Laguna Naineck, pormenorizó que “también contaba con el permiso, por lo cual no era necesario que el juez resuelva el hábeas corpus, porque la misma ya se encontraba en esa localidad. Lo mismo sucedió con la ciudadana que quería ir a Riacho He Hé: contaba con el permiso y ya estaba allí”.

“Otro ciudadano más había pedido trasladarse a Formosa y cuando se le fue a notificar que tenía el permiso manifestó que ya no era necesario. Y una ciudadana que quería ir a Clorinda para buscar a su hijo y llevarlo a Buenos Aires también contaba con la autorización para hacerlo. Se lo informamos al juez y la señora desistió”, acotó.

Cuestión abstracta

Cuestionó entonces la fiscal de Estado que ante todo ello, el juez subrogante Carbajal haya tomado de todos modos la audiencia, decretando el hábeas corpus, cuando los casos planteados ya habían sido respondidos y cumplimentados.

“La cuestión era abstracta”, fundamentó la doctora Zabala, recalcando que “no era necesaria la audiencia, fue un dispendio de actividad jurisdiccional. Una pérdida absoluta de tiempo”.

Para finalizar, subrayó que “todo esto que se ha hecho fue absolutamente para ayudar con la situación puntual de cada planteo, lo cual quedó expresamente demostrado con los escritos y corroborado a través de las actuaciones policiales, de las asistentes sociales y los médicos”, concluyó.