Zambón advirtió que “estamos en un periodo normal de recesión” y anticipó que “no esperemos crecidas”

Horación Zambón, administrador de la Unidad Provincial Coordinadora del Agua (UPCA).
Compartir

Pero solicitó administrar “el buen uso del agua”.

AGENFOR conversó con el administrador de la Unidad Provincial Coordinadora del Agua (UPCA), ingeniero Horacio Zambón, quien advirtió que “estamos en un periodo normal de recesión” por lo que “no habría que esperar crecidas, pero sí administrar el buen uso del agua”.

“Estamos transitando el final de agosto y es una situación para considerar porque tenemos dos ríos, tanto Pilcomayo como el Bermejo, que tienen sus periodos naturales de crecidas que son en enero, febrero, marzo y parte de abril”, indicó.

Y aclaró: “O sea, que estamos en un periodo normal de recesión, no habría que esperar crecidas, si administrar el buen uso del agua”.

En el caso del Río Pilcomayo, Zambón explicó que ingresó desde el Bañado la Estrella y es canalizado a través del sistema de la obra hidrovial de la ruta N°28, tanto hacia El Porteño, Riacho del Norte y las localidades que están sobre la ruta N°81: Las Lomitas, Pozos del Tigre, Estanislao del Campo, Ibarreta, Comandante Fontana, Palo Santo y Pirané.

“Se hace una regulación conforme a los caudales que están entrando y la época del año. Agosto no deja de ser un punto de inflexión en que está en juego lo que ya entró y lo que hay que saber manejar de aquí hasta fin de año”, remarcó.

En cuanto al río Paraguay, que también incluye al Paraná, el titular de la UPCA, argumentó que ambos afluentes “están en un periodo de criticidad hídrica hace varios meses” que, en cierta manera, se ve reflejado en el periodo de sequía extremo del año pasado.

Por otro lado, Zambón señaló que, este lunes, en el puerto local de Formosa se detectaron 17 centímetros de alta en escala hidrométrica, lo que consideró “una bajante que viene sucediendo con 3 centímetros de descenso por día”.

“Sin embargo, en los últimos cuatro días hubo dos frentes de tormentas interesantes, que estuvieron más bien en el sector norte de Paraguay, puertos de Bahía Negra y Olimpo, lograron por unos días, en merced a unos pocos eventos de milimetrajes que han caído, mantenerse en sus niveles como frutos de esas lluvias”, manifestó.

El otro evento, resaltó el responsable de la UPCA, es el de la sierra del Amambay donde está el río Apa, con un mantenimiento de los niveles hídricos del río Paraguay, a la altura de Vallemi, Concepción y Rosario.

“Todo el resto inferior lo que está la desembocadura o confluencia entre la unión del Paraná y el Paraguay, está en descenso y la prueba de ello son las alturas que estamos teniendo”, precisó; y añadió: “Lo mismo ocurre con el Paraná y el frente de tormenta, también tuvo un pequeño evento en Brasil, pero no tenemos una respuesta que satisfaga las necesidades reales del sistema”.

Por último, Zambón dijo que la presencia de estos frentes de tormenta “quebró un poco” el pronóstico que hablaba de “una falta de precipitación tirando ya hacia octubre”.

“Ojalá tengamos un frente de tormenta de estas características. El año pasado estos frentes se habían presentado recién a mediados de octubre, la naturaleza muchas veces nos brinda estos vaivenes que se adelanta o se atrasa en algunos aspectos”, esbozó.

Y concluyó: “Lo importante es el monitoreo que está haciendo a nivel provincial, regional y nacional con los organismos fundamentales como ser Recursos Hídricos de la Nación, Institutos Nacional del Agua y el Servicio Meteorológico Nacional en conjunto con los países, fundamentalmente con Brasil y Paraguay, integrantes de la Cuenca del Plata”.