Compartir

Enrique Zanín, presidente de la Federación Económica de Formosa aseguró que “estamos yendo por la buena senda” en materia de políticas económicas impulsadas por el gobierno nacional del presidente Alberto Fernández, al que calificó de “tener una visión federal”, distinta a la de su antecesor Mauricio Macri.

En materia de Precios Cuidados, relanzado por el Gobierno Nacional con una canasta de 310 productos que incluye a las primeras marcas y que las grandes cadenas de supermercados acordaron exhibir los productos. Al respecto, dijo que “hay que seguir trabajando fuertemente para que se cumplan los acuerdos, es decir, para que los formadores de precios vendan al precio que está estipulado, así como también los pequeños y medianos empresarios puedan a su vez comprar esos productos al costo que está previsto”.

Señaló que los formadores de precios, que son las grandes cadenas de supermercados son “hijos del rigor” porque “es necesario un control permanente por parte del Estado para que cumplan con los acuerdos firmados con la secretaria de Comercio de la Nación porque de esa manera también los empresarios pequeños y medianos y las economías regionales se pueden abastecer de ellos”.

Es en alusión a la intención por parte de las autoridades nacionales de que las Pymes de las ciudades del interior también puedan ofrecer los productos de Precios Cuidados. En ese sentido, Zanín comentó que en las reuniones a nivel nacional con la secretaria de Comercio de la nación y los subsecretarios de todas las provincias, “es la intención que podamos abastecernos de las grandes cadenas de supermercados y así también contar con una cantidad de artículos del programa”.

Sosteniendo que hay buena voluntad de parte de los empresarios locales, quienes dieron el visto bueno a la Subsecretaria de Defensa al Consumidor y Usuario, que tiene como titular a Víctor Romea para “avanzar en un acuerdo con más puntos de venta en capital y en el interior provincial”, que “beneficie al consumidor y lógicamente al pequeño y mediano empresario”, agregó.

Zanín cuando calificó a los formadores de precios como “hijos del rigor”, porque “toman la decisión de aumentar y eso después impacta directamente en el índice inflacionario”. A lo cual indicó que en términos macro económicos: “Tenemos un dólar que está estable, el precio del combustible está congelado, lo que permite una estabilidad en el circuito económico, pero que sin embargo hay aumentos como el caso de la harina”.

Ampliando que en el caso de la harina impacta en las familias de menores recursos ya que son quienes principalmente se abastecen de algo esencial como es el pan y los derivados que se fabrican de la harina de trigo. “Eso lamentablemente juega en contra, y quienes aumentan son los formadores de precios vaya uno a saber porqué, incluso el propio presidente denunció esta actitud”.

Y subrayó el contador que “estamos yendo por la buena senda, con una visión de país federal y no unitaria como teníamos antes” con Mauricio Macri. Justamente en materia de precios, la gestión anterior había quitado el IVA 21% a algunos productos de la canasta básica, una medida que fue totalmente inconsulta y que se había financiado con los recursos de los estados provinciales. Lo que significó confiscar recursos de la coparticipación federal y que para el bolsillo del consumidor tuvo poco impacto, sin detener el alza de los productos de la canasta básica.

Comparando esa medida y el programa Precios Cuidados, que congela los precios de 310 productos hasta fines de abril, dijo Zanín que este último es un acuerdo “más realista”, al tiempo que nuevamente reiteró que es necesario “que los formadores de precios cumplan con los acuerdos firmados y que a su vez la secretaria de Comercio de la Nación instrumente leyes para multarlos”.

“En ese punto hay dos perjudicados, uno es el consumidor que va a la góndola y no encuentra el producto o lo encuentra a otro precio que no es el acordado en el programa; y el segundo perjudicado es el pequeño y mediano empresario que es quién le compra a los formadores de precios, y que si estos aumentan lo traslada inevitablemente al consumidor”, concluyó.

Moratoria para Pymes

Zanín fue consultado también sobre el plan de moratoria lanzado por la AFIP dirigido para los empresarios de la pequeña y mediana empresa, en ese sentido indicó que “son positivas porque permite a las Pymes el refinanciamiento de las deudas a una tasa mensual del 3% el primer año y los años siguientes a una tasa de referencia del Banco de la Nación Argentina”. 

En ese sentido opinó que la medida “va a permitir reactivar de manera inmediata las pequeñas y medianas empresas” que no tenían la posibilidad de seguir trabajando, y “con esta herramienta cualquier pyme sea comerciales, industriales, de servicio van a poder acceder a la moratoria de la AFIP”.

Insistiendo que se trata de una herramienta más que importante que le permite al “empresario pagar las deudas a diez años y así no quebrar aquellas empresas que estaban acogotada por deudas o inhibidas por los bancos”.