Compartir

Ante intentos de ocupación en terrenos privados y otros de carácter públicos reservados para obras, incluso en zonas inundables que aparecen seguros por la bajante del rio Paraguay, desde el estado provincial se insistió en exhortar a estas personas de desistir en estos actos que constituyen un delito.

Justamente el tema que suele darse con cierta recurrencia, sobre todo en este tiempo de una bajante pronunciada de nuestro curso de agua, vuelve a cobrar actualidad a partir de una efectiva intervención policial ocurrida este sábado en horas de la madrugada en la zona norte de la ciudad.

El comisario mayor de la Policía provincial, Félix Cañete, expuso acerca de lo ocurrido en un sector situado en inmediaciones de las calles Canepa y Somacal, justamente donde tiempo atrás se asentó un grupo de mujeres, también usurpando el lugar, a quienes a través de una tarea de varios estamentos del gobierno provincial, se reubico en el Lote 111.

En estos terrenos privados un grupo de una decena de familias trato de ocuparlo, aunque solo se quedo en el intento dado que el accionar temprano de la fuerza policial lo impidió. Alertados por las recorridas preventivas en horas de la madrugada, se dispuso hablar con estas familias, haciéndoles ver el delito que incurrirían al usurpar una propiedad privada. “Fueron unas diez personas las que se aprestaban a montar precarias casillas, se las convenció y finalmente se retiraron por sus medios propios”, expuso.

De todos modos se estableció una presencia policial permanente en el lugar a fin de reasegurar que situaciones similares pudieran producirse

Cañete dijo que “se está trabajando también en los sectores inundables lindantes al anillo de defensas, los que en este tiempo y producto de la bajante del rio suelen ser ocupados irregularmente por algunas personas”.

La problemática derivada de los ascensos estacionales de las aguas es una constante en esta capital, y la grave implicancia de asentar una vivienda en una zona inundable. Es que muchos vecinos han perdido todo lo invertido en largos años en concepto de mejoras, por haber desconocido la advertencia de las autoridades para que se abstengan de habitar estos sectores.

Dejo en claro el comisario mayor que “no se permitirá estos actos de usurpación, ya sea en lotes privados o los espacios públicos reservados para determinadas obras”.

Comento que justamente en inmediaciones de ladrillerias del barrio El Porvenir se han asentado cerca de una decena de familias en un espacio público donde está proyectado ejecutarse una plaza y la extensión de calles. Dentro de las acciones de seguridad pública ya se tomo contacto con estas familias, lo propio que personal de organismos oficiales en materia social y habitacional, a fin de que abandonen este lugar y canalicen sus necesidades por las áreas competentes.

 

Intervención urbana integral

 

Fue expuesto que existen canales del estado que atienden particularmente este tipo de situación, para lo cual el gobierno provincial ejecuta un ambicioso plan de reordenamiento urbano que lleva más de seis años en desarrollo.

“El plan de ordenamiento urbano reubicar a unas 4500 familias de diferentes asentamientos irregulares de la ciudad, cada una de las cuales accedió a su modulo habitacional en un lote con todos los servicios básicos”, expuso el concejal Hugo García.

Amplió señalando que “el desafío planteado para resolver integralmente esta situación y lograr una efectiva inclusión social, hizo que las intervenciones urbanas debieran ser acompañadas de otras acciones asumidas por distintos organismos del gobierno provincial y municipal. Esto a fin de mejorar y elevar el nivel de vida de cada uno de los integrantes de la comunidad involucrada, atendiendo distintos aspectos como ser: la calidad educativa, la seguridad urbana, la atención y fortalecimiento familiar, la salud, la formación y capacitación en oficios y otros.”

Memoro que “en su momento se detectaron cerca de una treintena de asentamientos irregulares dentro de nuestro tejido urbano, muchos de ellos ya han sido erradicados. Y las familias a las cuales se reubico en un lote con su modulo habitacional y servicios en

urbanizaciones como El Porvenir y Lote 111, entre otras.