Compartir

El ministro de Cultura y Educación, Alberto Zorrilla, advirtió acerca de la corriente nacional planteando limitar los nacimientos en familias humildes, ya que “para ellos el hijo es una molestia, un gasto”.

Así lo afirmo este miércoles al hablar en el acto realizado en Mercedes Cue, donde dada las características de ser una colonia rural y la fuerte impronta productiva de la zona , cuantifico en 40 mil las familias que están produciendo en sus chacras.

Dijo que en esta jornada se estaban conjugando varias cuestiones: “Una de ellas es que estamos ratificando una línea política marcada por el gobernador y que da abundantes frutos. Además es un acto de fe, en que todas las acciones de gobierno son respondidas por nuestro pueblo”.

“Estamos inaugurando tres escuelas en una colonia rural, y es porque la gente creyó en el gobernador y en esa herramienta de desarrollo integral de la producción que fue el PAIPPA, cada vez mas perfeccionando”.

Marco que “sin camino, sin luz, sin conectividad era imposible pensar en un desarrollo local”, y que “todo eso

hizo la necesidad de que hoy pudiéramos entregar esta escuela, sobre todo porque aquí viven familias que han adherido a esta propuesta política, la que tuvo resultados de otra manera no se hubieran quedado”.

El ministro aseguro que “somos una de las pocas provincias que puede mostrar orgullosa que la producción agropecuaria está en manos de los productores que viven en sus chacras: más de 40 mil familias produciendo en sus hogares, y entre ellos los hijos del modelo formoseño”.

Aquí marco el contraste en que “para nosotros los hijos son una bendición. Para el pensamiento del gobierno nacional, los hijos de los ricos son aceptados, los hijos de los humildes no son aceptados”, subrayando que “tratan de evitar por todos los medios que el humilde tenga hijo y que sea asistido por su dignidad de ser humano. Para ellos el hijo de los pobres es un gasto y una molestia”.

Exhorto a comprender esto a partir de la existencia de una “corriente que se está acentuando a partir de pretender limitar los nacimientos, sobre todo en las familias humildes”.