Compartir

El ministro de Cultura y Educación, Alberto Zorrilla, señalo que esa es una de las regiones de la provincia donde se ejecutaron casas PAIPPA, programa que genero “el proyecto de vida de muchas familias rurales”.

Refirió que a las políticas productivas le siguieron la sanitaria, sobre todo del primer nivel que previene y promueve la salud de la comunidad. De la misma manera pondero que en este tiempo “nos encandila el azul, apareciendo las escuelas”.

“Energía eléctrica, agua potable, caminos, conectividad y mucho mas es posible por este gobierno que pone en el centro de la política a la persona, a quien dignifica en toda su dimensión”, significo, lo propio en el sitial que se encuentran los docentes formoseños, ejemplificando que “el  52% de los recursos destinado a pagar salarios al recurso humano de la administración pública comprende a los trabajadores de la educación”.

Zorrilla califico de “cipayos que están entregando la patria” a la dirigencia nacional y sus adherentes locales, para advertir que “el pueblo se rebela y vuelve por lo suyo”, y afirmo que “en Formosa se ve el mejor ejemplo de esta resistencia activa buscando la felicidad del pueblo y la grandeza de la nación”.

Exhorto a no caer “de nuevo en el círculo que cuando el pueblo está bien, vota mal y, cuando está mal, vota bien”, y reflexiono acerca de los comicios del domingo que se avecina a que “está en juego la defensa natural del modelo formoseño y de su conductor, por eso hay que teñir de azul Pirané y la provincia”.