Compartir

El ministro de Cultura y Educación, Alberto Zorrilla, destacó que el Acta de Reparación Histórica suscripta entre ex presidente Néstor Kirchner y el gobernador Gildo Insfrán “fue un empuje muy grande” para consolidar el desarrollo y la expansión de la provincia de Formosa.

“Fue un empuje muy grande para los planes de Gobierno que ya se venían desarrollando desde que asumió el doctor Insfrán en diciembre del ’95”, expuso el funcionario, recordando que desde el inicio de la gestión del primer mandatario formoseño “ya se venía desarrollando un plan de obras con recursos propios y aún con las grandes deudas que teníamos se pudieron seguir haciendo obras.

Por ejemplo, recordó que en materia sanitaria “cuando asumimos en el ’95 la obra del Hospital Central estaba parada y se pudo ampliar y terminar, al igual que se construyeron muchos centros de salud en el interior y además escuelas, eliminando las escuelas rancho”.

Luego, refirió que “en el 2003 cuando el presidente Kirchner firma el Acta de Reparación Histórica los fondos comienzan a ser mayores y más fluidos”, marcando que “esta reparación histórica tiene su basamento en la postergación que tuvo la provincia de Formosa en el concierto nacional. Salvo el Gobierno del general Juan Domingo Perón, nunca los Gobiernos Nacionales miraron a Formosa, no hicieron absolutamente nada por la provincia”.

Hizo notar que “mientras las otras capitales de provincias están unidas con Buenos Aires por la línea férrea, Formosa no. Formosa tenía que ir hasta Salta y ahí bajar. No teníamos puente sobre el río Bermejo. Sólo uno en El Colorado. La ruta 11 no existía. Todas esas cuestiones de postergaciones se fueron reparando con esta acta y a partir de allí vino el gran empuje hacia consolidar el proyecto formoseño”.

Planificación

A su vez, el ministro Zorrilla puso de relieve el amplio trabajo en planificación estratégica para el desarrollo provincial que se materializó desde el Modelo Formoseño que propuso el gobernador Insfrán. “Las carpetas de obras ya estaban todas hechas por el Gobernador y su equipo de trabajo, con lo cual cuando el presidente Kirchner dijo ‘firmamos’ le acercaron todas las carpetas y ahí se suscribió. No es que se firmó y después se pensó qué había que hacer, ya estaba todo planificado, inclusive año por año”, describió el funcionario.

Acentuó que “hoy vemos y nos impresionan los techos azules, los edificios, los asfaltos, entre otras, pero hay algo que promovió también esto que fue lograr darle un impulso al PAIPPA, en transformarlo de un programa a un instituto que desplegó una serie de acciones que hoy son cosechadas por los paipperos”.

En la faz productiva, Zorrilla destacó la conformación de los anillos productivos, la diversificación, el apoyo sostenido a los productores, la implementación de las planchadas y la fijación del precio del algodón, la mejora de la genética cárnica, los remates, entre otros. “Se trata de una gran cantidad de cosas cualitativas que se notan en el resultado final”, resaltó.

Asimismo ponderó el desarrollo económico de la provincia, el cual “no tiene igual en el resto del país porque posee un circuito económico virtuoso, ya que el Estado participa, pero no es el dueño. Participa, estimula, recupera el dinero, vuelve a invertirlo, entonces beneficia a todos, los carpinteros, los productores de alimentos, los emprendedores, los textiles, etcétera”.

“Es una economía dirigida a la distribución equitativa de la riqueza –enfatizó-. Es una economía justicialista”.  

El titular de la cartera Educativa elogió al gobernador Insfrán por haber reprochado nuevamente el abandono y el olvido del presidente Mauricio Macri para con Formosa, ya que a casi cuatro años de gestión Cambiemos no realizó ninguna obra de infraestructura en la provincia.

“El Presidente tiene una mirada concentradamente porteña y más aún de Puerto Madero, ni siquiera del sur de la CABA. No ve más allá del Obelisco, entonces no sabe lo que pasa en el país”, reprendió, categórico.