A 74 años de la aprobación del voto femenino en Argentina, resaltan la figura de Eva Perón

Compartir

“Gracias a Evita, las mujeres somos protagonistas de la historia”, enfatizó la secretaria de la Mujer de Formosa

Hace 74 años, el 21 de agosto de 1946, y luego de un arduo debate sobre los derechos de la mujer, la Cámara de Senadores de la Nación aprobó el voto femenino.

El proyecto de ley, impulsado entonces por Eva Perón, sancionado poco más de un año después, marcó el fin del debate que las organizaciones feministas y partidos políticos de entonces habían librado contra los sectores más conservadores de la sociedad.

En declaraciones a AGENFOR, la secretaria de la Mujer de Formosa, la licenciada Angélica García, recordó que “el proyecto de ley de voto femenino fue impulsado por una gran mujer que fue María Eva Duarte de Perón y costó años de lucha”.

“Tenemos que remontarnos a ese entonces, una sociedad absolutamente patriarcal, donde las mujeres no tenían identidad cívica, ni participaban en política. Estaban absolutamente sometidas al hombre y la tarea asignada era la de acompañarlo, junto con el cuidado de los hijos y la casa”, rememoró la funcionaria.

El proyecto chocó con los sectores más conservadores en las comisiones de la Cámara alta, pero finalmente se acordó su media sanción sobre tablas en la sesión del 21 de agosto de 1946, hace 74 años.

El texto fue girado a la Cámara de Diputados, donde finalmente fue aprobado poco más de un año más tarde, el 9 de septiembre de 1947. La Ley 13.010 de “Derechos Políticos de la Mujer” superó a los proyectos similares planteados por la oposición.

Para celebrar su sanción, la CGT convocó a un acto el 23 de septiembre en la Plaza de Mayo. Allí, la primera oradora, Eva Perón, con un ejemplar de la ley en su mano afirmó: “Mujeres de mi Patria, me tiemblan las manos al contacto del laurel que proclama nuestra victoria”.

“Aquí está resumida en la letra apretada de pocos artículos una historia larga de luchas, tropiezos y esperanzas –añadió-. Por eso hay en ella crispaciones de indignación y sombras de amenazadores, pero también alegre despertar de auroras triunfales. Esto último traduce la victoria de la mujer sobre las incomprensiones, las negaciones y los intereses creados de las castas repudiadas por nuestro despertar nacional”.

El voto femenino universal y obligatorio finalmente se concretó cuatro años más tarde, en la elección del 11 de noviembre de 1951, que le dio la reelección a Juan Domingo Perón, y en la que Evita votó desde la cama de un hospital, ya enferma.

Evita

La secretaria de la Mujer de Formosa hizo notar que en 1997 el Senado y Cámara de Diputados establecieron en todo el territorio de la Nación Argentina el “Día Nacional de los Derechos Políticos de la Mujer”, el 23 de septiembre de cada año; en memoria de la publicación de la Ley 13.010 que consagró la igualdad de derechos políticos entre el hombre y la mujer.

“Fue en homenaje y conmemoración a ese día histórico, donde las mujeres nos sentimos sujetos de derechos, pudimos elegir y ser elegidas, participar de la vida política de la República y llegamos adonde llegamos siempre a través de luchas”, resaltó García.

Al poner en valor la figura de Eva Perón, marcó que “fue la mujer que nos llevó adonde estamos hoy, cada una de nosotras. Trabajó intensamente y dejó la vida por esto, porque como ella decía, dejó jirones de su vida para ver a las mujeres participando y siendo protagonistas de la historia”.