Compartir

Un comunicado de la Defensoría del Pueblo, reafirmó el derecho de todos los usuarios de servicios públicos a “impugnar” la facturación que reciben respecto de los mismos, a la vez de tildar de “mentirosa e imprudente” a la opinión de quienes sostienen que los incrementos del valor de la electricidad tienen origen en errores en la facturación que emite REFSA.

En abierta alusión a declaraciones públicas desde algunos estamentos civiles, el Defensor del Pueblo de la Provincia, José Leonardo Gialluca, ratificó el derecho que le cabe a todo usuario de servicios públicos, como el de energía eléctrica a impugnar la factura que recibe, toda vez que considere que la misma no se halla acorde con su consumo.

El funcionario remarcó que a diario se reciben reclamos de ésta naturaleza en el Organismo de la Constitución y se aplican estrictamente las leyes y reglamentos vigentes en la materia, como las Leyes Nacionales 24240 y 26361, de Defensa del Usuario y Consumidor, la Ley Provincial 1121, Marco Regulatorio del Sistema Eléctrico Provincial, el Contrato de Concesión a REFSA y el Reglamento de Suministro para los Usuarios del Servicio.

Explico que conforme a dicha normativa, en los casos en que existe una variación de más del 75 % en el consumo facturado se impugna automáticamente la misma y la empresa debe probar el aumento impuesto. De igual manera, subrayó el Ombudsman, “todo usuario puede controlar el registro de su consumo tomando una lectura de su medidor en una fecha determinada del mes y otra en la misma fecha del mes siguiente, de la diferencia entre la última lectura y la primera surgirá su promedio de consumo mensual, operación sencilla que aconsejamos se realice”.

Dijo que “de considerar que las marcaciones son irregulares se procede a impugnar la factura y solicitar un control a los efectos de verificar si el medidor funciona bien o no, de lo que dependerá el pago de lo reclamado por la empresa o la corrección del error, eventualmente, con aplicación de sanciones a la misma”.

De todos modos advirtió que “es un total desacierto el pretender hacer creer que, en general, las facturaciones están todas mal realizadas, por lo que tomamos dichas afirmaciones como salidas de un sector político que pretende hacer cargar a terceros la responsabilidad por los abruptos aumentos en la energía que fueron ordenados y publicados por el Ministerio de Energía y Minería de la Nación (MEM) y que hacen que la empresa prestataria de Formosa compre actualmente la energía seis veces más cara que en el 2015”.

“Es fácil deducir la diferencia, se debe tomar la factura actual, dividirla por 6 y ver el monto que resulta. A los obligados a defender a los usuarios”, -finalizó diciendo Gialluca-, no nos parecen graciosos los aberrantes aumentos que nos han impuesto desde el Gobierno Nacional, de hecho tenemos impugnados ante la Justicia Federal los tarifazos de febrero de 2016 y 2017, causas que duermen el sueño de los justos en tribunales pese a ser amparos, no obstante seguiremos insistiendo. Lo que no se puede hacer es mentir a sobre el origen del aumento inmoral del costo de la energía, impuesto desde el MEM”.