Compartir

El Programa de Desarrollo Textil FONTEX, programa de desarrollo impulsado por el gobierno provincial, que busca generar valor agregado y mano de obra calificada a través de este segmento industria, acaba de cerrar el año con los objetivos cumplidos.

Así lo certifico el subsecretario de Desarrollo Económico, Horacio Cosenza, quien en principio y al referir acerca de lo realizado durante el año, destaco la confección de más de 160.000 guardapolvos que formaran parte de los kits escolares que desde el ejecutivo provincial se entregan gratuitamente a todos los escolares antes del inicio de clases. “Se confeccionaron a100.000 guardapolvos para niños de escuelas primarias, 18 mil para docentes, 35.000 “pintorcitos” a cuadrille azul para Nivel Inicial y 10.000 guardapolvo para las maestras de este mismo nivel”, detallo.

Evoco los inicios cuando llegaban a los 10 mil guardapolvos, donde promovían en reuniones con  modistas y costureras tratando de incentivarlas y sumarlas al programa, tanto en esta ciudad como el interior, encontrándonos incluso con ciertas dudas. “Pero lo que comenzó con 15 personas años atrás fue evolucionando, y hoy son más de 700 las personas trabajando en el programa, todas ellas como parte de grupos asociativos (cooperativas o consorcios) diseminadas en una docena de localidades formoseñas”, expuso.

Dejo en claro que “la calidad es lo primordial, no se negocia, hay una capacitación permanente y control de las confecciones, es la condición sine qua non, indispensable. Aportamos tela de calidad, maquinas industriales de las mejores, por lo que la calidad de las confecciones es fundamental para sostener este proceso de crecimiento”.

 

Destaco asimismo el “fuerte proceso de capacitación a través del INTI, algo que se mantiene, con lo que sumado a las maquinas –entregadas gratis a todas las cooperativas- recta, overlock y las planchas, que son todas industriales, llegamos a guardapolvos de una calidad homogénea, similar a las mejores del mercado argentino”. Estas maquinas han sido entregadas gratuitamente a todos los talleres que trabajan en la provincia,

Estos talleres donde trabajan más de 700 personas que conforman grupos asociativos que van desde costureras a modistas, a otros como docentes y alumnos en una escuela nocturna de Pirane, o aborígenes del extremo oeste y quienes se sumaron entusiasmados al ver el progreso de vecinos o amigas

Cosenza destaco que todas las cooperativas y con sorcios en líneas generales “funciona muy bien”, contándose casos de cooperativas con una producción promedio del millar de guardapolvos, además de otras prendas que elaboran para el privado, desde chombas y abrigos a estudiantes, como también venden a otras entidades civiles o clubes, con lo cual van robusteciendo todo un proceso tendiente a ser parte de una empresa.

 

Futuro

 

El subsecretario aprecia optimista los desafíos a futuro, comentando que “se trabaja para que en este año 2017 podamos estar entregando alrededor de cinco mil uniformes a la fuerza policial y avanzamos en el proceso de confeccionar conjuntos deportivos. Con ello, como ya lo hiciera con los guardapolvos, el estado provincial también dejara de comprar los uniformes de la fuerza policial y las sabanas hospitalarias en otros mercados”.

Comento acerca de la “negociación que se mantiene con una empresa de una marca muy reconocida en el país, para ver si le podemos confeccionar camisas. Nosotros somos una suerte de custodios de las cooperativas, que son quienes si prosperan las conversaciones, serán quienes firmaran contrato con esta empresa para producir las camisas, que en una etapa inicial está demandando unas diez mil prendas mensuales”.

Como balance final manifestó que desde la puesta en marcha del programa no ha parado de crecer, incorporando gente del sector textil, capacitando en lo que hace al conocimiento industrial de la confección, profesionalizando a aquellas personas que, con conocimiento textil, se quieran incorporar, destacando en todo momento la muy buena idea del gobernador (Gildo) Insfran de querer desarrollar el Sector Textil Industrial con incorporación de tecnología y capacitación y por sobre todas las cosas, buscando como objetivo central la generación de fuentes de trabajo a partir de lo que cada uno sabe hacer y desde el lugar donde habita.