Compartir

La eliminación de recipientes para evitar los criaderos de mosquitos, el uso adecuado del repelente, el compromiso con el cumplimiento de las medidas fueron algunos de los temas tratados en la charla que se ofreció ayer en la Casa de la Solidaridad del barrio Simón Bolívar para alentar a la comunidad a trabajar contra el vector del dengue, el mosquito Aedes aegypti.

A través de charlas con modalidad de taller, el ministerio de Desarrollo Humano provincial y sus equipos de salud continúan instando a los vecinos formoseños en cualquier parte del territorio que residan, a participar activamente en las tareas de control de la especie de mosquito que transmite el dengue.

En este caso, se desarrollo un nuevo encuentro destinado a los adultos mayores que se reúnen cada día en este espacio comunitario. Allí, los abuelos se interiorizaron sobre las medidas necesarias que todos debemos cumplir en nuestros hogares y en los alrededores para evitar que nazcan nuevos mosquitos.

“El compromiso y la responsabilidad son dos herramientas fundamentales en la lucha que venimos llevando delante de manera positiva contra el dengue”, comentaron los organizadores de la charla. Al tiempo indicaron que “informarse correctamente, tomar conciencia del alcance que tiene efectivizar las medidas, y participar activamente siendo solidarios con nuestros semejantes es lo que más nos ayuda en este caso al control de los mosquitos y al bienestar de todos”.

Para evitar los criaderos, puntualizaron los siguientes cuidados: no dejar tirados en los patios recipientes o restos de objetos que no se utilicen y que en su interior pueda acumular agua. Al respecto señalaron que “esta medida debe aplicarse también en los alrededores y espacios públicos como: calles, plazas, parques; y por ejemplo lugares de trabajo, escuelas y otros donde concurre la gente a realizar distintas actividades” porque a esta especie de mosquitos “le gusta frecuentar los mismos lugares que las personas”.