Compartir

El doctor José Roberto Mastori, director Hospital Distrital 8 de esta ciudad expresó su preocupación por la situación que afecta a los afiliados del PAMI. “Los abuelos se sienten desamparados, es inhumano lo que están padeciendo, en general nuestro país está en crisis pero es doloroso ver como juegan con la salud de ellos”, expresó.

Mastori señaló que “en ese nosocomio ubicado en el Circuito Cinco, atienden a pacientes de toda la provincia, con o sin obra social, sin distinción ninguna y de forma igualitaria. “Es un concepto que nos inculca siempre el ministro José Luis Décima: la justicia social”, resaltó.

En este sentido, detalló que tienen pacientes de todas las edades internados en ese hospital público. Son niños, adultos, y adultos mayores que en este caso poseen la obra social PAMI pero que han sido derivados hasta acá dado que ellos o sus familias eligen la salud pública para recibir las atenciones de salud que están requiriendo.

“En estos momentos tenemos 8 pacientes del PAMI internados acá, recibiendo todo lo que necesitan de forma totalmente gratuita: internación, atenciones interdisciplinarias, tanto en el servicio de internación como en los consultorios externos, rehabilitación, medicamentos, traslados, entre muchas otras necesidades, y destacando que de todo esto se hace cargo el estado provincial, sin pedir absolutamente nada al paciente o a sus familiares, cobertura integral a pesar que su obra social se desentiende completamente de ellos, que son sus afiliados y que se pasaron toda su vida aportando, para que llegado el momento puedan contar con una cobertura de salud, y hoy se encuentran con esta situación donde su obra social les da la espalda”, informó.

Estudios complementarios

Además de todas las prestaciones antes mencionadas, Mastori sacó a relucir que se le agrega a esto la parte de estudios complementarios, como ser una tomografía o estudios complejos que necesita el paciente y que se le gestiona con otros efectores de salud, según la complejidad de los estudios, pero siempre en el marco del sistema público provincial y buscando lo mejor para el paciente.

“Nuestro país está pasando un momento muy difícil y los abuelos son uno de los sectores que más están padeciendo por falta de humanismo y de corazón de los representantes de la obra social nacional. Estas personas se merecen respeto, al igual que todos por supuesto; ellos trabajaron toda su vida, aportaron y se valieron de esta obra social pensando en el respaldo a su salud que tendrían al momento de necesitarlo pero se están viendo desamparados, es totalmente inhumano”, calificó.

El director del Distrital 8 resaltó que “es una premisa de nuestro señor gobernador que contra la adversidad no se pacta, sino que se la vence; entonces, estamos ante esta adversidad a nivel nacional, pero hacemos lo que siempre nos reitera  nuestro ministro “que tenemos que solucionar todos los tipos de inconvenientes que se nos presenten con cualquier persona que necesite de atención sanitaria de cualquier índole”.

Recordamos que desde el 31 de mayo pasado el PAMI finalizó los contratos de forma unilateral, sin consultar ni mediar conversaciones para arribar a un acuerdo con respecto a la forma de prestación. Lejos de brindarse al diálogo para acercar posturas, desde esa obra social nacional emitieron acusaciones maliciosas, no obstante, desde la cartera de salud provincial se reconfortan sabiendo que cuentan con el apoyo de los afiliados que continúan recibiendo cobertura gratuita y que los entiende y acompaña en la dolorosa situación de saber que la obra social a la cual aportaron toda la vida y en la que entregaron sus expectativas de salud, los defraudó y dejó desamparados.