“Amor y profesionalismo” se mixturan para la recuperación de los bebés prematuros

Compartir

Todos los prematuros, aunque principalmente los nacidos antes de la semana 36 o que pesan menos de 2 kilogramos, pueden presentar los primeros días ciertos problemas.

De manera silenciosa pero con gran amor y profesionalismo, cada día se logra la recuperación de bebés prematuros, necesitan cuidados especiales, los cuales el Servicio de Neonatología del Hospital de la Madre y el Niño ofrece con eficacia, al punto de ser recomendada por las clínicas privadas de la ciudad.

Esta realidad es conocida por muchos que tuvieron la experiencia de tener un bebé internado en ese nosocomio público. Tal es el caso de Ximena Samaniego, del barrio San Agustín.

“Tengo mi bebé internado en Neo hace más de un mes porque nació con la bilirrubina alta, lo que le provocó que uno de sus pulmoncitos se pusiera amarillo; además de un problemita en su paladar que le complica al momento de succionar su alimentación”.

“Desde que me enteré que estaba embarazada hice todos mis controles en el centro de salud del barrio San Agustín y al momento que me puse de parto vine hasta este hospital y acá nació mi hijo que se llama Noah”, relató.

La madre explicó que desde que nació lo internaron en el área de Neonatología para tener un mayor control de su salud. “El está muy delicado. Cada tres horas puedo entrar a verlo, estar con él y alimentarlo; es muy difícil está situación para cualquier madre y más si es primeriza como yo pero con el apoyo de mi familia y la ayuda constante que recibo por parte de todo el personal que trabaja acá en Neonatología, para Noah se hace todo más llevadero y más fácil”, dijo.

Ante esto, expresó un profundo agradecimiento y reconocimiento hacia la institución y a los profesionales que allí trabajan. “Solo tengo palabras de agradecimiento con la gente maravillosa que trabaja en este hospital; desde que ingresé con dolores de parto y hasta este mismo momento que Noah sigue internado en Neo, nos han tratado muy bien y en todo momento nos brindan todo lo que humanamente está al alcance de ellos. Quiero expresar, una vez más, mi agradecimiento a todo el servicio de neonatología de este hospital por la hermosa labor que realizan todos los días, no solo con Noah, sino con todos los bebés y madres que estamos acá esperando la recuperación de nuestro hijo para poder llevarlos a casa”, expresó.

¿Cómo se trabaja?

La licenciada en enfermería Catalina Gómez, jefa de enfermería en el área de Neonatología del Hospital de La Madre y el Niño describió cómo es el trabajo diario. “Los bebés que recibimos lo hacemos a través de las derivaciones que se hacen del interior y también acá de capital, en muchos casos de clínicas privadas. Los nacimientos se realizan en las salas de partos del hospital, las cuales están adecuadas con la mejor tecnología para estas situaciones”, explicó.

“Los nacimientos pueden ser por vía natural o por cesáreas. Una vez que el bebé nació, y si por ejemplo nace prematuro se traslada a la madre y al recién nacido a la sala correspondiente; que puede ser: sala de terapia, intermedia o sala de neo, según el caso y lo que corresponda en cada momento”, continuó.

Comentó que en ese servicio se internan todos los pacientes prematuros con un peso menor de 2 kilos, menor de 36 semanas con agitación, pacientitos con más de 3 kilos con alguna patología, como ser quirúrgicos o cardiológicos, por ejemplo; también los bebés deprimidos que son los que no respiran bien o su corazoncito no late como corresponde, entre otros.

“En cuanto al horario de vistita para los bebes internados en la NEO, los papás y los abuelos pueden hacerlo entre 11 y 11:30 hs de la mañana y por la tarde entre las 17 y las 17.30 hs, pero en el caso de las mamás ellas tienen horarios diferentes y pueden  visitar a los pequeños cada 3 horas. Este tema de los horarios y las restricciones se debe a que en los otros horarios, médicos y enfermeros brindan atenciones pormenorizadas a cada uno de los pacientitos, para lo cual se requiere de este tipo de organización”, explicó la enfermera.

Por último, opinó que el Servicio que ofrece la Madre y el Niño es “de primer nivel”. “Es considerada la mejor Neo de la provincia por los equipamientos con los que contamos y que hay dentro del servicio; también por el recurso humano que está en constante capacitación,  tanto en el servicio de enfermería como de profesionales médicos que pertenecen a este servicio”, finalizó.