Compartir

Mediante un trabajo planificado y organizado, el equipo de salud de Las Lomitas continúa ofreciendo numerosos servicios sanitarios en las distintas comunidades que corresponden al área programática del hospital local

Así lo comentó el director del hospital distrital, doctor Javier Trachta, quien explicó que “en paralelo a la vigilancia epidemiológica” que lleva adelante el equipo de salud para la detección temprana de pacientes COVID positivo, los profesionales siguen cuidando la salud de las familias que viven en comunidades y parajes cercanos.

Una de las poblaciones visitadas en estos días, fue Teniente Brown, ubicada a unos 15 km de Las Lomitas, donde residen vecinos criollos. Allí, profesionales y agentes de salud, dieron numerosas prestaciones que alcanzaron a niños y adultos.

En este marco, se llevaron a cabo controles antropométricos de peso y talla, los cuales se sumaron a un completo examen nutricional, de acuerdo a cada edad. También a las personas mayores se les realizó el chequeo de la presión arterial, temperatura y nivel de glucosa en sangre.

Los niños fueron destinatarios de los controles periódicos del niño sano, dirigidos a la detección temprana de trastornos en el crecimiento y otros problemas de salud que pueden no presentar síntomas evidentes.

Asimismo, se evaluaron a los pequeños que manifestaban síntomas de patologías agudas prevalentes como resfríos, diarreas y otras, a quienes se les indicó el respectivo tratamiento, y en los casos necesarios, se gestionaron turnos para estudios de laboratorio.

Por otra parte, desde el servicio de odontología, revisaron el estado bucodental de los pacientes y se programaron turnos para atenciones en el centro de salud más cercano. Esto fue acompañado por la difusión de consejos para cuidar la salud bucal, poniendo énfasis en las técnicas correctas para el cepillado y la higiene de los dientes y la boca en general.

En tanto que, los vacunadores, relevaron los datos de los carnets de vacunación y aplicaron las dosis faltantes a las personas que necesitaban actualizar sus vacunas, lo cual fue acentuado en los niños de corta edad, adultos mayores, embarazadas y enfermos crónicos, para fortalecer las defensas mediante la inmunización.

Luego de las atenciones, fueron entregados los medicamentos necesarios para cada tratamiento, tanto para enfermedades estacionales como para los recetados para enfermedades crónicas. Además de cajas de leche y suplementos nutricionales para los que así lo requerían.