Compartir

Familias que residen en Banco Payaguá, localidad situada hacia el sur este de la capital de Formosa, recibieron atenciones sanitarias integrales a cargo de un equipo de salud especialmente conformado por profesionales y agentes sanitarios del Centro de Salud Herradura.

Este accionar fue llevado a cabo para reforzar las demandas de salud de las familias que se encuentran aisladas transitoriamente, debido al corte de ruta provocado por las inclemencias climáticas que sufre la provincia desde hace varias semanas.

“Nos trasladamos hasta el lugar por vía acuática –en lancha-, debido a que la ruta, que es el acceso a la localidad se encuentra cortada como consecuencia de las lluvias que están cayendo en la zona desde hace ya varios días consecutivos. Por lo tanto no se puede llegar por vía terrestre, pero igualmente nos organizamos para dar a estos vecinos todo lo que necesiten en el ámbito sanitario”, explicaron desde la dirección del centro de salud.

Al tiempo detallaron que las atenciones realizadas abarcaron “a bebés, niños, jóvenes, adultos, personas de la tercera edad y embarazadas con chequeos médicos; vacunación, entrega de leche, repelentes y medicamentos según prescripción médica”.

El equipo de salud estuvo conformado por medico generalistas, odontólogos, enfermeros, vacunadores y personal de farmacia, entre otros agentes de sanitarios. En el lugar trabajan en forma conjunta distintas áreas del Gobierno de la Provincia.

Según lo informado, los profesionales desplegaron “atenciones médicas y odontológicas con evaluaciones y consultas en clínica médica, pediatría y odontología”. Asimismo, desde enfermería concretaron: medición de la presión arterial, control de azúcar en sangre a los pacientes diabéticos, se le aplicaron todas las vacunas, previo control de los carnets “especialmente las de la campaña de invierno 2017: triple bacteriana acelular, antineumocóccica y antigripal a las personas comprendidas en los grupos de riesgo establecidos”, añadieron.

Cuidados y medidas para prevenir enfermedades

Paralelamente, además de las tareas sanitarias específicas, el equipo también brindó a los vecinos una serie de consejos sobre cuidados indispensables que deben tenerse frente estas situaciones adversas, por ejemplo “medidas de higiene del domicilio, tratamiento del agua que se va a consumir, higiene de los alimentos y cuidado en la preparación de las comidas”.

Además, se difundieron las medidas necesarias para evitar enfermedades trasmitidas por vectores como por ejemplo el dengue, recordando que “la alta humedad es un ambiente propicio para la proliferación de insectos que son vectores de distintas enfermedades”.