Asumió la primera mujer al frente del Juzgado Federal de N°2 de Formosa

Compartir

Asumió este viernes, María Belen López Macé como titular del Juzgado Federal de Primera Instancia N°2 de Formosa, convirtiéndose así en la primera mujer en llegar a la magistratura federal en la provincia. el acto protocolar tuvo lugar en la sede del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Formosa, ubicado en Maipú 262.

La flamante magistrada, se desempeñaba como Secretaría Penal del Juzgado Federal N° 2 desde el año 2006 y tras asumir, comenzará a trabajar formalmente el miércoles 9 de diciembre, según confirmó en declaraciones a Agenfor.

Tomó juramente a la nueva jueza, la presidenta de la Cámara de Apelaciones de Resistencia, doctora Rocío Alcalá, en forma remota.

En el acto protocolar –breve y con reducido público por la pandemia de Coronavirus- estuvieron presentes el presidente del Tribunal Oral Federal en lo Criminal de Formosa, Eduardo Belforte, el juez federal N°1 Pablo Morán, el ministro de Gobierno, Jorge González , el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Marcos Bruno Quinteros y familiares de López Macé.

“Asumo este cargo con las mejores expectativas, la idea es siempre tratar de optimizar el servicio de justicia, y sobre todo, mi gran desafío es tratar de que sea una justicia rápida y de calidad. Porque la sociedad en sí se queja de que la justicia es muy lenta, que tardamos mucho en resolver, creo que eso se fue revirtiendo”, explicó.

“Viéndolo desde el lado de las mujeres que siempre vemos retrasadas nuestras expectativas laborales por muchas razones, es realmente un orgullo para mí, también creo que es un ejemplo, que de a poquito las mujeres vamos ocupando lugares de mayor importancia, en el ámbito del Poder Judicial” consideró.

Una mirada distinta

López Macé comentó que ya se capacitó en cursos sobre género a partir de la Ley Micaela, que- reconoció- “te abren la cabeza en cuanto a la perspectiva de género y la visibilización de la mujer en todo el lenguaje y la sociedad misma, pero creo que de a poquito vamos ganando nuestro lugar, en todos los ámbitos”.

Sobre los desafíos de su nuevo cargo, señaló que “Estoy consciente, sé que los juzgados de instrucción, de primera instancia son los que están en la línea de fuego de los problemas, pero no tengo miedo, creo que cuando uno resuelve conforme a las leyes, a la Constitución, no habría porqué preocuparse”

Narcocrimen

En otro orden, la magistrada opinó sobre como influyó la creación del fuero del Narcocrimen en la provincia, con respecto al trabajo de la justicia federal. “Tengo una mirada muy positiva de esa reforma, a la justicia federal lo que hizo fue que nos dediquemos exclusivamente a las grandes organizaciones criminales, dejando a los pequeños comerciantes, al de trato directo, del consumidor, a la provincia” subrayó.

Consideró que el juzgado contra el Narcocrimen está haciendo un “excelente trabajo buscando a aquel que comercializa en baja escala, que es el que llega a nuestros chicos, el trato directo del dealer con el consumidor, aplicándole las penas que corresponden para la comercialización de estupefacientes”.