Compartir

Vacunación, consultas médicas, servicios de enfermería y promoción de hábitos saludables fueron algunas de las acciones desplegadas por un equipo profesionales y agentes sanitarios

A través de un nuevo operativo sanitario en su área de responsabilidad, un equipo del hospital distrital de Ingeniero Juárez amplió atenciones y otras acciones de salud en la comunidad toba El Churcal, ubicada en el oeste provincial.

Allí fueron beneficiados decenas de vecinos originarios, a través de atenciones médicas, de enfermería, y obstetricia, hechas en conjunto con el personal de salud del centro sanitario local, abarcando a pacientes de todas las edades y embarazadas.

“Hicimos hincapié en el control de niños, embarazadas y adultos mayores; pero las atenciones fueron para todos los miembros de la población en general, como es habitual en cada comunidad que trabajamos con esta modalidad en equipos”, comentaron los organizadores del operativo.

Asimismo agregaron que “también se realizó la captación de pacientes con antecedentes de factores de riesgo o que cursaban síntomas de alguna patología, al igual que la recaptación de otros pacientes que ya fueron atendidos pero que, por situaciones personales, no estaban asistiendo oportunamente a sus controles programados”.

Se concretaron entre otras cosas, mediciones de tensión arterial y glucemia, control del peso y estado nutricional. “Estas son evaluaciones que hacemos para todas las edades, y que se extienden a las embarazadas para registrar cómo va la evolución de su embarazo, ver si el bebé está creciendo bien y si la mamá está saludable; y para programar los turnos para los estudios establecidos que debe hacerse la madre”.

En el caso de los niños, los pediatras efectuaron controles antropométricos (peso, altura y talla), también chequeos nutricionales y controles pediátricos correspondientes a cada edad. Entretanto, actualizaron los carnets de vacunas con la aplicación de las dosis faltantes “sobre todo las que deben aplicarse los chiquitos que durante el ciclo escolar”, detallaron.

Al tiempo se entregaron métodos anticonceptivos teniendo en cuenta la elección de cada familia y las condiciones de salud de las mujeres, y se realizaron charlas sobre la importancia del uso del preservativo como barrera para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

Por otra parte, se entregaron de forma gratuita medicamentos prescriptos por los profesionales, suplementos nutricionales, leche a embarazadas y niños, y otros insumos indicados. Finalmente, miembros de ambos equipos médicos promovieron hábitos sanos con consejerías sobre diversos temas para cuidar la salud de forma integral y evitar el desarrollo de múltiples enfermedades.