Atenciones integrales de salud en comunidades del extremo oeste

Compartir

Mediante recorridas casa por casa las familias recibieron a los equipos de salud.

 Un nuevo operativo de acciones sanitarias con recorridas en terreno, para fortalecer el cuidado de la salud de la comunidad fue concretado por el Ministerio de Desarrollo Humano provincial en María Cristina, localidad que se ubica en el este de la provincia a unos 620 km de la capital de Formosa.

La actividad incluyó numerosos controles y  la difusión de consejos para promover  la salud y prevenir enfermedades en recién nacidos, niños, adultos mayores, embarazadas y demás integrantes de las familias que forman parte de dicha población, compuesta en su mayoría por vecinos originarios.

Los exámenes médicos integrales abarcaron “el control de los niños con antropometría: peso, talla y estatura; evaluación motriz y nutricional; chequeos auditivos y visuales; además de chequeos de rutina destinados a niños y adultos”, según comentaron referentes a cargo del equipo de salud.

Por su parte, las personas adultas fueron beneficiadas con mediciones de la tensión arterial, glucemia, peso y otra serie de controles específicos indicados para el seguimiento de pacientes con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, patologías respiratorias, cardiovasculares y alérgicas, entre otras.

Fueron asimismo chequeados los carnets de vacunas de cada paciente atendido “para constatar que estén al día con todas las vacunas que incluye el calendario para cada edad y se aplicaron las dosis faltantes para cumplir con la actualización y que toda la comunidad esté protegida mediante las numerosas vacunas con las que contamos desde el sistema público de salud”, señalaron acerca de esta acción desde la dirección del centro de salud de María Cristina.

Controles obstétricos

Las embarazadas recibieron consejería por parte de los obstétricos y agentes sanitarios que “entre otras tantas tareas, estos últimos, se encargan de traducir al idioma originario todo lo  charlado en cada encuentro”.

Con las mujeres en general se habló sobre “planificación familiar, métodos anticonceptivos disponibles de manera gratuita, la importancia de que las que están en edad objetivo se hagan estudio de Papanicolaou y mamografía, y de prevenir enfermedades de transmisión sexual mediante el uso del preservativo”, describieron.

Además, los obstétricos se centraron en las embarazadas y puérperas, a quienes se concientizó sobre el cuidado de ellas y sus niños. Al respecto detallaron que la charla estuvo enfocada en “que se hagan los controles prenatales en cada trimestre para estar al día con la evolución de su embarazo; preparación de los pechos para amamantar; las vacunas que deben recibir durante la gestación y después del parto; los cuidados esenciales para los recién nacidos y niños pequeños”.

Finalmente, se dialogó con las familias sobre una serie de hábitos saludables que apuntan a mantener una buena calidad de vida y protegerse de enfermedades: alimentación sana y equilibrada, lavado de manos frecuentes (antes de comer y luego de ir al baño especialmente), higiene del hogar y personal, evitar la presencia de vectores de enfermedades en las casas (insectos, roedores, animales domésticos y de corral, entre otros).