Aumento de combustibles: Propondrán trabajar en leyes que eliminen las asimetrías regionales

Compartir

El Ministerio de Energía y el Congreso , a pesar que el 2017 es un año electoral debe abocarse a proteger a los consumidores y a las PyMES quienes no pueden esperar  un año para beneficiarse con  una política energética y productiva sustentable para el país-

Frente a los nuevos aumentos en los combustibles que comenzaran a regir desde el 7 de enero del 2017 en todo el país con un incremento del 8%, desde la Defensoría del Pueblo,  a través de su Cuerpo de Inspectores se llevó a cabo un relevamiento, que arrojo los siguientes números conforme las distintas estaciones de servicio en nuestra ciudad.

En el caso de las YPF, la nafta súper se vende el litro a $19,58 y dentro de unos días se comercializara a $21,14, la Infinia está a $21,44 y llegara a $23,15, el gasoil 500, que está a $16,76, subirá a $18,10, y el gasoil Premium que está a $19,49 se venderá a $21,04, siendo en este caso los valores de la petrolera estatal, lo mismo sucederá con la Shell  que ofrece actualmente la nafta súper $19,49, Premium $ 21,99, Formula Diesel a $17,89 y el Premium a $20,19, en el caso de las estaciones de servicio Esso (Axion) la nafta súper $19,59, Premium 21,45, gasoil a $16,83 y el Premium a $19,49.

El Ombudsman Provincial, Dr. José Leonardo Gialluca denunció que con estos nuevos precios en los combustibles se reactivaría la inflación y recreara mayor desconfianza en los consumidores ya que esto constituirá un nuevo golpe al bolsillo de los mismos pues todos estos costos se trasladaran a bienes y productos de consumo masivo.

Desde el Organismo de la Constitución, se informó que enviaremos al Congreso de la Nación y también al Ministerio de Energía y Minería requerimientos Institucionales a fin de que se dicten normativas que salgan del trabajo conjunto entre los sindicatos, asociaciones de estaciones de servicio y cámaras empresariales, para que se logre una ley de comercialización de combustibles, que tenga por objetivo defender a las PyMES- estaciones de servicios que son generadoras de muchos puestos de trabajo y a las cuales se las está ahogando con los impuestos y que estos últimos, “no sirvan únicamente para ir a tapar baches o déficit de algún sector de la cadena de producción”. También pretendemos que se reforme todo el sistema impositivo que gravan las naftas y el gasoil, ya que son de fácil recaudación y el Estado Nacional, echa mano de estos tributos para conseguir rápidamente fondos sin contemplar los perjuicios graves que ocasiona a los consumidores y al comercio.

Por otro lado es necesario que se termine con las asimetrías en el precio de los combustibles líquidos en las diferentes zonas de la Argentina, especialmente en la región del NEA, en un país de más de 3millones de km2, y donde el combustible es un elemento esencial para el desarrollo de las economías regionales y por lo tanto se tiene que trazar un esquema de subsidios para el Norte Argentino, en las cuales los carburantes nos ponen en desigualdad en todos los aspectos tanto en lo económico, en lo productivo y en la faz adquisitiva de los consumidores, en relación a otras regiones del país.