Compartir

Cuando este domingo la séptima edición de la Feria Internacional del Mueble y la Madera –FEDEMA 2016- transitaba por sus últimas horas, organizadores y participantes coincidieron en el “balance altamente satisfactorio”.

El coordinador general de la feria, el gerente general de la Agencia de Desarrollo Empresarial, Guillermo Arévalo, expuso en uno de los espacios del Paseo Costanero “Vuelta Fermosa” mientras se realizaba -ya entrada la tarde dominguera- la entrega de reconocimientos a artesanos (y el recibimiento de sus obras como patrimonio provincial) y el inicio de la noche final del festival musical “Suena Madera”, que durante las cuatro jornadas se supero en las diferentes facetas de la feria, la asistencia de más de 30 mil personas.

“Por la feria propiamente dicha transitaron unas 25 mil personas, además de alrededor de cinco mil por las dos noches de festivales”, cuantifico, subrayando asimismo que gran número de personas, de la provincia, de estados argentinos en general y del Paraguay, sobre todo vinculados a la foresto-industria, asistieron a los seminarios y las rondas de negocios, seminarios y talleres.

Señalo Arévalo que 150 empresas participaron de la exposición, otro número similar se sumo además a los concursos de diseño y 80 a las rondas de negocios.

Destaco asimismo la gran adhesión que tuvieron los concursos de diseño de muebles, de juegos y mobiliario urbano, marcando que los creadores de estos trabajos fueron premiadas la noche del sábado y que sus creaciones exhibidas constituyeron uno de los grandes atractivos de la feria. Lo propio en el pabellón donde los colegios técnicos de la provincia mostraron sus trabajos.

El secretario de Ciencia y Tecnología, Julio Araoz, el subsecretario de Desarrollo Económico, Horacio Cosenza, el presidente de la ADE, Enrique Zanín, estuvieron junto a empresarios del rubro de la foresto-industria formando parte del acto de premiación a los diseñadores la noche del sábado.

Espacio consolidado

Expuso que “la sensación del deber cumplido con creces al apreciar cómo se fue consolidando este espacio”, señalando que hacía hincapié no solo en la importante afluencia de visitantes como señal de “éxito”, sino por la “satisfacción que nos manifestaron los empresarios y expositores en general, además de las felicitaciones que nos brindaron los visitantes”.

Fueron días de una variedad de propuestas para el público que encontró en este espacio, producción, muebles, diseño, insumos, conocimientos y saberes, reuniones de negocios, creatividad y música que hicieron que FEDEMA vaya superándose edición tras edición.

Es ya la feria del mueble y la madera por excelencia que desde la ciudad de Formosa  y en su habitual espacio del Predio Ferial, con su imponente vista al Río Paraguay, expositores provenientes de toda la provincia y de los polos industriales del país ofreciendo mobiliario para el hogar, la oficina, el comercio, para los espacios públicos, etc.

Asimismo, permitió poner en evidencia la evolución alcanzada por la industria de la madera en todas sus facetas y los réditos de la gestión articulada por los sectores público y privado en el seno de la Agencia de Desarrollo Empresarial, ADE.

Arévalo pondero el compromiso del estado provincial con la feria y en especial a los empresarios, cooperativistas y representantes de organismos públicos y privados de la región, el CFI y quienes como provenientes de la región adhirieron para darle jerarquía a esta séptima edición.

Se resaltó los resultados alcanzados en la provincia por las políticas gubernamentales que fortalecieron la infraestructura para el desarrollo y puso en valor el protagonismo de los hombres de trabajo que habrán de utilizarla para avanzar en la transformación  integral de la realidad económica y social formoseña, mencionando entre ellos a los empresarios y a los pequeños y medianos productores.