Bay destacó la importancia de contar con una planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos

Compartir

ESTRATEGIA PROVINCIAL

Se construirá en la ciudad de Formosa el primer centro ambiental que beneficiará a más de 246 mil habitantes.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación recibió siete ofertas para el diseño, la construcción y la operación de un centro ambiental de recuperación y disposición final de residuos sólidos urbanos (RSU), que se proyecta construir en la ciudad capital de Formosa y que beneficiará a más de 246 mil habitantes.


Al respecto, el subsecretario de Recursos Naturales de la provincia, el doctor Hugo Bay, explicó que el proyecto “está dirigido a tratar la problemática de los residuos sólidos urbanos, aquellos residuos domiciliarios de los hogares”.


“Si bien la gestión de los residuos es un tema municipal lo que se busca es crear una instancia provincial”, resaltó el funcionario. Por ello, enfatizó que el llamado a licitación “es paso muy importante”.


Asimismo, recordó que el proyecto se había firmado en el 2015 con el gobierno nacional de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el cual contemplaba “un programa muy ambicioso compuesto por cinco plantas distribuidas en puntos estratégicos del territorio formoseño para trabajar con una escala mayor en materia de residuos”.


Sin embargo, aseguró que en los cuatro años de macrismo no se avanzó y el programa se estancó. Recién con el gobierno de Alberto Fernández se volvió a reflotar la propuesta provincial a través del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable a cargo de Juan Cabandié, quien de inmediato dio cumplimiento a ese convenio, con el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).


De esa manera, “se dará inicio a la construcción de la primera planta en la ciudad de Formosa”.


Planta ambiental


El subsecretario también explicó aspectos de la planta al indicar que el tratamiento de residuos sólidos urbanos exige contar con mucha tecnología, para el desarrollo de la separación de los distintos productos y también personal especializado para esa tarea.


Allí, apuntó que “seguramente se harán capacitaciones para sumar mano de obra formoseña” en el nuevo centro ambiental.
Agregó en esa misma línea que “la planta ayudará a formalizar el trabajo de otros actores que, indirectamente, se vinculan con el tema de los residuos. Incluso se trata de un negocio informal que prestan algunas persona de forma irregular; y por eso, se habla de un centro ambiental, en definitiva no es solo un espacio físico donde juntar la basura sino de cómo interactúa la sociedad y específicamente los que trabajan en ese sector”.