Compartir


Se trata de un poderoso anticuerpo indicado para los recién nacidos prematuros con el objetivo de prevenir en ellos enfermedades respiratorias agudas bajas
El modelo provincial impulsado por nuestro gobernador Gildo Insfrán promueve a la salud como una de sus bases, teniendo al hombre mismo como centro de las políticas públicas impulsadas.
En este marco desde el Hospital de la Madre y el Niño, a través del Programa de Seguimiento del Recién Nacido de Alto Riesgo, llevó a cabo la aplicación de Palivizumab (anticuerpo) indicado para los recién nacidos prematuros con el objetivo de prevenir en ellos enfermedades respiratorias agudas bajas.
La actividad tuvo lugar en el Hospital de la Madre y el Niño y fue llevada a cabo en conjunto por el programa de Seguimiento del Recién Nacido de Riesgo, el programa de Prevención de las Infecciones Respiratorias Agudas Bajas. La misma fue acompañada de una charla informativa en la que se explicó a las familias los beneficios que conlleva la aplicación de este anticuerpo para la salud de los prematuros.


“Teniendo en cuenta, este contexto de cuarentena obligatoria por el COVID-19 que estamos atravesando se fueron otorgando los turnos a los padres, de manera organizada, para que acudan al servicio de forma coordinada y programada, y de esta manera evitar aglomeraciones de todos ellos; además se les solicitó el cumplimiento estricto de todas las medidas de seguridad que establece el protocolo”, contó la responsable del Programa de Seguimiento del Recién Nacido de Alto Riesgo, Dra. Marilú Benítez.
“De este modo, procedimos a la aplicación de la primera dosis de este anticuerpo que es para los prematuros que nacieron con menos de 1500 gramos, con menos de 32 semanas de gestación y a los que nacieron con cardiopatías congénitas. Y lo acompañamos con una charla para explicar la importancia que tiene para estos bebés la aplicación de este anticuerpo, en cuanto a la prevención de infecciones de las vías respiratoria agudas bajas”, detalló.
“En cuanto a la charla, Benítez refirió que además de la aplicación de este anticuerpo informamos a las familias la diferencia que hay entre este anticuerpo y las vacunas, y para que sepan en qué consiste el anticuerpo, cómo se coloca y cuántas dosis deben aplicarse -el esquema es de cuatro dosis, una por mes, durante los meses de mayo, junio, julio y agosto para proteger al bebé en la época invernal-”, finalizó la pediatra.