Compartir

Campaña llevada adelante durante todo el año en el territorio provincial

El ministerio de Desarrollo Humano provincial recuerda a la comunidad que el dengue, zika y la fiebre chikungunya son enfermedades virales transmitidas desde una persona infectada a otra por medio de la picadura del mosquito Aedes aegypti, insecto que convive con las personas en los lugares en las ellas realizan sus actividades.

El contagio se produce por la picadura de los mosquitos infectados, de aquí la importancia de evitar los criaderos de mosquitos en nuestros hogares. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas les transmite esta enfermedad.

Hasta el momento no se cuentan con vacunas de prevención, por lo cual la mejor manera de evitarlas es trabajar entre todos los sectores de la sociedad para evitar criaderos de mosquitos,  recordando que sin mosquitos no hay dengue.

Los barrios alcanzados en el día de la fecha por las fumigaciones y desacacharrizado son: El Porvenir, Luján, Namqom, San Isidro, Balbín, 1 de Mayo, Juan Domingo Perón, Municipal, La Esperanza, 7 de Mayo, Urbanización Maradona, República Argentina, El Palomar, Estela Maris, Las Orquídeas, Los Inmigrantes, Simón Bolívar, 8 de Octubre, Mbigua, El Quebranto, 20 de Julio, 6 de Enero, El Quebranto, Antenor Gauna, La Floresta, Venezuela, La Paz, Federación, Mariano Moreno, Independencia.

Es importante tener en cuenta que la fumigación. La aplicación de insecticidas es una buena medida pero no es suficiente para eliminar el mosquito, ya que sólo lo elimina en su estado adulto, mientras que las larvas continúan desarrollándose. Por eso, para evitar la proliferación de la especie Aedes aegypti y evitar la circulación de ambos virus es fundamental eliminar todos los recipientes que acumulan agua limpia en las casas y en los lugares públicos.

Muchos de los recipientes donde el mosquito se cría no son de utilidad (latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados) y deben ser eliminados. Si los recipientes no pueden eliminarse porque se usan diariamente, igualmente debe evitarse que acumulen agua, dándolos vuelta (baldes, palanganas, tambores) o vaciándolos (portamacetas, bebederos).

Los cuidados personales son igualmente necesarios para prevenir la picadura del mosquito. Los más necesarios son: colocar mosquiteros en las ventanas y puertas de las viviendas, usar repelentes sobre la piel expuesta y sobre la ropa con aplicaciones cada tres horas, usar mangas largas y pantalones largos si se hacen actividades al aire libre y utilizar espirales, tabletas, spray o aerosoles para ahuyentar insectos en los domicilios.

Además, todo debe ser acompañado por las medidas preventivas comunitarias, la cuales requieren del constante trabajo de todos. Entre ellas se destacan: evitar arrojar recipientes o basura en lugares como patios, terrazas, calles y baldíos, en los que pueda acumularse agua, mantener los patios y jardines desmalezados y destapando los desagües de lluvia de los techos.

Y se deben además proteger los recipientes útiles que puedan acumular agua, poniéndolos boca abajo o colocándoles una tapa, y deben mantener tapados los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua (aljibes, barriles y otros), al igual que eliminar el agua de los platos y portamacetas, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, y mantener limpias, cloradas o vacías las piletas de natación.