Compartir

Profesionales y agentes de la salud llegaron hasta el centro comunitario “Norte Lindo” ubicado en el barrio Eva Perón, para brindar una charla sobre las medidas que deben cumplirse para evitar la presencia en el ambiente del mosquito que actúa como vector de las enfermedades del dengue, zika y chikunugnya, el Aedes aegypti.

Entre las recomendaciones, el equipo insistió en la “eliminación de todos los recipientes, objetos o pedazos que puedan convertirse en criaderos de mosquitos”, es decir en todos los espacios que tienen forma ahuecada con paredes y que pueden juntar agua limpia, sobre todo si se encuentran a la sombra porque “son los sitios ideales que esta especie elige para depositar sus huevos y reproducirse”.

Entre dichos recipientes, se nombraron como ejemplos: latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados, partes de juguetes y otros de parecidos y que generalmente pueden encontrarse en los patios, veredas, calles, terrenos baldíos, plazas, canchitas del barrio y que son los que comúnmente se transforman en criaderos de mosquitos.

Sin embargo aclararon que “todos los objetos, grande como un tanque de agua o pequeñito como una tapita de gaseosa que forme paredes y pueda acumular agua puede ser un potencial criadero. “Por eso es fundamental” –explicaron- “cumplir cuidar de que no estén tirados en nuestras casas, patios, veredas y alrededores para impedir que nazcan nuevos mosquitos y estén cerca nuestro”.

Asimismo, desde el equipo de salud insistieron en la aplicación de repelentes que debe hacerse cada dos o tres horas “más que nada cuando se va a estar al aire libre en las primeras horas del día y en el atardecer” porque son los horarios en que el mosquito circula mayormente para alimentarse, especificaron.

También sumaron otros consejos preventivos como: colocar telas mosqueras en puertas y ventanas para evitar el ingreso de los mosquitos a las viviendas, utilizar mosquiteros y aplicar en los ambientes los insecticidas autorizados para el uso doméstico que se presentan en forma de spray o aerosol, espirales o tabletas matamosquitos, entre otros.

La campaña contra el vector del dengue apunta a lo largo del año, de manera ininterrumpida, a promover las medidas que deben cumplirse en las casas para evitar la presencia y el desarrollo del mosquito Aedes aegypti, considerando que es una especie de hábitos domiciliarios “es decir que habita los mismos lugares que las personas, busca vivir en las casas”, comentan los especialistas.