Compartir

Un marco populoso tuvo este sábado por ¿ la penúltima noche de los corsos barriales y populares formoseños que se desarrollo sobre una importante sección de la avenida Néstor Kirchner. Justamente este domingo desde las 21 y si el clima acompaña, tendrá su clausura sobre la avenida Gobernador Gutnisky, frente a la UNaF.

Se pondero justamente que la consigna elegida para esta edición de los corsos: “Formosa  es hermosa”, contribuyo a  una diversidad muy atractiva de carrosas, vestimentas, mensajes alegóricos, ritmos y coreografías relacionadas a lo local. En cada una de las más de treinta comparsas, recayendo en “Divina Alegría” la apertura del circuito de la que fue la jornada sabatina, se patentizo esta atractiva mixtura.

Desde la organización se destaco justamente la decisión y respaldo del titular del PEP para que la comunidad pueda disfrutar “de las mejores fiestas carnestolendas, posibilitando alcanzar la mayor manifestación popular de nuestra ciudad, para lo cual la alegría y optimismo de la gente es fundamental”.

Fue evocado que “el proyecto de esta fiesta de organizar un carnaval popular fue tomando fuerza a partir de los dichos del gobernador Gildo Insfrán acerca de recrear los viejos corsos como manifestación cultural espontánea de la alegría, y que sin duda alguna, era propia de los barrios de la Formosa pueblerina, dándose con mayor énfasis en algunos barrios de la capital como el San Miguel, Independencia, Don Bosco y San Francisco, y de algunas localidades del interior entre las que se destacaban Cataneo Cué o General Belgrano y los carnavales de Ibarreta, por nombrar algunos”.

“Esto fue avanzando a partir de que se dispusiera comenzar a trabajar en toda la coordinación que los corsos barriales populares formoseños, y que tengan la característica de ser además, participativos, inclusivos y fundamentalmente gratuitos, como todas las manifestaciones culturales y artísticas que surgen de la acción de gobierno provincial”, se significo.

En los fundamentos de esta decisión, se explica “la idea del gobernador es que estando ya en plena vigencia y ejecución la tan anhelada “reparación histórica” , que esta mas asociada a las obras de infraestructura en la provincia, los corsos barriales populares formoseños, sean la “reivindicación histórica” , que está ligada al rescate y revalorización de los estilos, usos, costumbres y tradiciones, que en definitiva no son otra cosa que la esencia misma del “ser formoseño”, que se formo desde la diversidad y que con el correr de los jóvenes años de nuestra provincia, fue “modelando su traza” para proyectarse hoy día así; orgulloso de su porte y acento, como diría el escritor Mario Jazmín”.