Compartir

El titular del Instituto de Pensiones Sociales Hugo Arrúa confirmó que hoy 8 de Junio estarán cobrando los beneficiarios de pensiones sociales bancarizados ,con el 30% de aumento anunciado por el gobernador Gildo Insfrán, y mañana 9 de Junio podrán pasar por Tesorería aquellos que aún no estén bancarizados.

De esta forma, el beneficio social se ubica en $3081. “Es una ayuda social, no un sueldo, en consecuencia destinado a personas en condición vulnerable, por lo tanto el aumento del 30% es muy importante” consideró el funcionario.

Destacó que “Es importante,  mas en estos tiempos en que indudablemente estamos en una época difícil, la realidad económica del país, ataca a los sectores más vulnerables”.

Contó Arrúa que “Esta mañana vimos una triste realidad, en adultos mayores que fueron dados de baja en el ANSES por ser naturalizados, a pesar de que viven hace 50 años en la provincia” y alertó que “ eso tendrá seguramente repercusiones, son muchos, seguramente el IPS saldrá a auxiliarlos, porque son abuelos nuestros.  El gobierno siempre debe tener la cobertura para lograr que estén contenidos, con provisión de alimentos, la bolsa de mercadería y los programas específicos que permite atenderlos, para que tengan un pasar un poco mejor”.

Advirtió Arrúa que “No es que uno quiera politizar la situación, pero ser objetivo con lo que sucede, hay conceptos ideológicos que se aplican, cada gobierno usa el suyo.  En este caso tenemos un profundo sentido de atención social, como peronistas que somos, como dice el gobernador siempre, todo nuestro trabajo, los programas, tienen al hombre de carne y hueso como tal, y priorizamos eso.”

Recordó que toda esta situación de baja de beneficios jubilatorios nacen tras las denuncias televisivas del ex intendente radical Gabriel Hernández.

“A partir de allí donde aparezca  un ciudadano que tenga como documento que en su momento adquirió la ciudadanía, ya automáticamente, es dado de baja. Les dio el pretexto perfecto para sacarles los beneficios a gente de Formosa” se lamentó.

“Por eso siempre me pregunto qué clase de formoseños son que van en contra de algo tan sublime que son nuestros abuelos, que en su momento de juventud no existían estos beneficios, aparecieron con Néstor Kirchner, y ahora que pueden tener una obra social, se los quieren quitar, con el dolor que eso significa” reflexionó.

Contó Arrúa que “En el programa Por Nuestra Gente todo, hemos entregado el carnet a una abuela de 86 años, es una de las que ha perdido su beneficio, y no pudo recuperarlo, nosotros desde el gobierno salimos al cruce, es menos de lo que tenía, pero es una forma de darle un auxilio provincial”.