Compartir

El ministro de Economía, Hacienda y Finanzas, Jorge Ibáñez brindó un discurso en la apertura del Encuentro Empresarial con participación de empresarias y profesionales de las regiones NEA y NOA de nuestro país ,de Paraguay y Bolivia que se lleva adelante en el galpón G del paseo costanero.

El evento fue organizado por la Cámara de Mujeres Empresarias y Profesionales de Formosa bajo el lema “Mujer y empresa, Derribando barreras, construyendo caminos”. Asistieron además el ministro de Turismo Ramiro Fernández Patri, el Subsecretario de Ciencia y Tecnología Julio Araoz,  el presidente de la Federación Económica Enrique Zanin, la presidente  de  Camefor Norma Ríos, también las presidentes de las Cámaras empresarias de Chaco, Corrientes Buenos Aires, Paraguay y Bolivia.

[

En el inicio del discurso de apertura Ibañez brindó un panorama económico nacional al señalar que “El gobierno nacional argentino, sobre todo el equipo económico hizo una apuesta muy fuerte para reactivar y hacer crecer la economía al aporte de las inversiones extranjeras. Esto fue explicitado en el Foro Internacional de Davos, al que asistió el presidente, se dijo que venían las inversiones en el primer y segundo trimestre para la Argentina de más de 20 mil millones de dólares que iban a potenciar la economía y producción”.

Reconoció que “La verdad es que esto no se dio, pasaron los dos trimestres, y lo que vemos es una recesión de la economía, un estancamiento, y esto produce desempleo, caída en el consumo y pega fuertemente en las pymes. Pero tampoco es bueno el escenario mundial, con solo ver los diarios, vemos que Estados Unidos e Inglaterra vuelven a ser muy proteccionistas de sus mercados, y rechazan productos de Argentina y el mundo.

Brasil nuestro principal socio comercial está atravesando momentos difíciles en lo político y social. Las inversiones directas en 2016 son de 420 millones de dólares, es decir, fue más bajo que en el último período, más bajo que en el último periodo de ocho años en un 30%”.

“En el 2017 la cosa no está tan bien, estoy hablando de lo que se consideraba la locomotora del crecimiento de la Argentinas, las inversiones extranjera”.

“En los primeros meses del año, de cada cinco dólares que ingresaron a la Argentina, según consultoras privadas y el Banco Central, cuatro fueron a inversiones financieras y solo uno a productivas. Es decir, seducimos a los capitales financieros especulativos., es un buen negocio para banqueros pero no para pymes y trabajadores argentinos” precisó el ministro.

Dijo que “Por eso insistimos en que es necesario recuperar el mercado interno, mejorando el poder adquisitivo de los trabajadores, cerrando algunas barreras para  impedir que ingresen productos extranjeros en forma libre  y peguen sobre las pymes. Es la hora de poner en marcha la industria nacional”.

“Es el momento de hacer, por eso nuestro gobierno no puede modificar la política macro, pero entre todos podemos hacer muchas cosas para abrir caminos y marcar el rumbo.  Vamos a continuar asistiéndolos en dos o tres grandes rubros que consideramos que son imprescindible: el financiamiento para pyme, a través del Banco de Formosa con tasas de crédito subsidiadas que pueden ser pagables”.

“Con todos los programas de entrenamiento empresario, lo que hace ADE con el CFI, la capacitación es una herramienta que hay que abrazar.

Vamos a continuar con programas de gobierno fundamentales como FONTEX que da trabajo a 650 mujeres, un programa textil muy importante. Además de los guardapolvos que antes se compraban  y ahora se fabrican acá, se entregaron zapatillas confeccionadas en Formosa.

Creemos que las mujeres son los reales motores del crecimiento de la economía en la provincia, por eso las instamos a unirnos, organizarnos, dejar de lado las pequeñas cosas que nos separan, porque es el momento de marcar rumbos y caminos” insistió.