Compartir

Diariamente brindan charlas informativas en escuelas y jardines de infantes para difundir las medidas fundamentales que deben concretarse para evitar esta enfermedad y otras transmitidas por el mosquito Aedes aegypti.

Como parte del fortalecimiento estratégico de la campaña para evitar al vector del dengue, la fiebre chikungunya y el zika, el Ministerio de Desarrollo Humano provincial, está llevando a cabo esta semana, nuevas charlas de prevención respecto a estas enfermedades en escuelas de nivel primario como también en el nivel inicial.

Como se encuentra programado, la exposición de los temas estuvo a cargo de un equipo de salud del Ministerio de Desarrollo Humano, quienes abordaron en cada caso temáticas referidas “a la prevención en el hogar y en los alrededores”  recordando que esta tarea debemos “hacerla entre todos para que sea efectiva”, comentaron los profesionales.

Niños y padres participaron de las charlas preventivas que se desarrollaron en esta oportunidad en la EPEP n° 501 del barrio Venezuela, en el JIN n° 21 del barrio Namqom y en el Jardín de Infantes “La Hormiguita Viajera”. Más de 230 integrantes de los citados establecimientos, entre escolares, padres y docentes estuvieron presentes en las jornadas educativas.

Además de la información dada detalladamente por el equipo de trabajo, a las disertaciones se sumaron vídeos instructivos, demostraciones manuales y entrega de materiales gráficos y cuadernillos para colorear.

Mediante estrategias didácticas especialmente diseñadas para los alumnos de escuelas primarias y jardines de infantes, los profesionales y agentes de salud brindaron información sobre las principales medidas que deben efectuarse en las casas, patios y lugares cercanos a las viviendas para evitar la reproducción del mosquito Aedes aegypti.

Entre los puntos expuestos, se resaltó una vez más que esta especie de mosquito “se reproduce en sitios en donde se acumula agua limpia, quieta y con sombra”, y que estos lugares o recipientes con estas características “son frecuentes en las casas”, tanto en el interior como en los alrededores.

“Debemos limpiar cacharros, planteros, baldes y renovar de forma diaria aguas contenidas en cualquier otro reservorio de agua como por ejemplo los floreros, los bebederos y comederos de las mascotas”, insistieron.

También advirtieron que se deben tapar herméticamente las cisternas, aljibes y demás depósitos de agua; al tiempo que deben limpiarse con agua caliente o lavandina las canaletas, rejillas y sumideros para que los mosquitos no se alojen en ellos. “Todos los días debemos destinar un ratito a eliminar los objetos o pedazos de ellos que están tirados y no usamos, especialmente cuando están en el patio y a la intemperie”, enfatizaron los profesionales.

“Los chicos se constituyen en excelentes promotores de información, ya que cuando van a sus casas hablan con sus padres, hermanos y amiguitos del barrio sobre lo que aprenden en la escuela”, señalaron los docentes y agregaron que si bien en la escuela se trabaja constantemente respecto a estas enfermedades “es muy positivo el refuerzo que se hace desde salud para el tratamiento de este tema”.

Charlas semanales

Desde la cartera de salud provincial, se recordó que el objetivo de estos encuentros es hacer extensiva la Campaña a través de los niños, llegando a la comunidad educativa, padres, familiares, amigos. No debemos olvidar que es muy importante la prevención dentro de los hogares, teniendo en cuenta que este mosquito tiene hábitos domiciliarios “las medidas en las casas constituyen  la primera barrera para evitar la formación de criaderos de mosquito”.