SONY DSC
Compartir

En continuidad de la campaña que se viene llevando adelante para combatir  el Aedes aegypti, vector del dengue, chikungunya y zika, la cartera de salud provincial continuará este martes con las múltiples tareas que apuntan a evitar el desarrollo y la proliferación de este insecto.

Entre las actividades planificadas, se concretarán fumigaciones domiciliarias y espaciales en distintas localidades del interior, descacharrizados de objetos que puedan contener agua limpia y convertirse en posibles criaderos del mosquito; entrega de material gráfico educativo-informativo y de repelentes.

Las brigadas sanitarias procederán también al rociado de  insecticidas para eliminar el mosquito en estado adulto en plazas, avenidas, pasajes, parques y otros espacios públicos con móviles provistos de máquinas fumigadoras especiales y termonieblas. En la oportunidad, las localidades recorridas serán: Ingeniero Juárez, Las Lomitas, Los Chiriguanos, Clorinda, Laguna Blanca, entre otras y sus zonas aledañas.

Como es habitual, los operadores sanitarios llevarán adelante de forma paralela, una fuerte promoción y concientización de las medidas de prevención tanto en las viviendas como en los espacios comunitarios; ambos lugares requieren del compromiso, responsabilidad y colaboración de los vecinos para evitar la reproducción del insecto y de las enfermedades que transmite.

Debe tenerse en cuenta que el Aedes aegypti es un mosquito de hábitos domiciliarios que cumple su ciclo de vida alojándose en objetos que contienen agua limpia y que se encuentran en el interior de las viviendas, patios y alrededores. Por lo tanto es fundamental fortalecer día a día los cuidados en las casas. 

Medidas en los hogares

Desde la cartera Sanitaria provincial se recuerda que si entre todos trabajamos desde la prevención, eliminando los posibles criaderos de mosquitos, estaremos colaborando para evitar las enfermedades de Dengue, Chikungunya y Zika.

Para ello, en las casas deben mantenerse los patios desmalezados y libres de cacharros o restos de los mismos que puedan convertirse en criaderos de mosquitos. Además deben taparse herméticamente los tanques, aljibes, depósitos y cisternas que se usen comúnmente para almacenar agua, y los que no se utilicen diariamente – sean grandes o pequeños-. Estos últimos,  deben ser puestos boca abajo o mantenerse bajo techo para evitar que en ellos se junte agua.

Asimismo, se solicita la colaboración de los vecinos  para evitar los criaderos de insectos en los alrededores de las casas y lugares públicos cercanos, por ejemplo evitando arrojar basuras. También se reitera que es esencial proteger el cuerpo de la picadura del insecto con repelentes que hay que renovar cada tres horas aproximadamente, como también cuidar el hogar colocando insecticidas en spray, espirales o tabletas matamosquitos para combatir que el mosquito se refugie dentro de las casas.