Compartir

Equipos interdisciplinarios de salud acuden al lugar de residencia de las comunidades originarias para controlar su estado de salud y brindarle todo lo necesario en materia sanitaria

Un equipo de profesionales de diferentes áreas del Ministerio de Desarrollo Humano asistió al paraje El Mistolar, distante a 55 kilómetros de Ingeniero Juárez, donde se realizó atención integral de la salud dirigida a las familias de una comunidad originaria de la etnia wichí, ubicada en el oeste formoseño.

Entre las prestaciones brindadas, desde la cartera de salud provincial se detalló que hubo atenciones médicas, odontológicas, control de niños y embarazadas, atención de enfermería y entrega de medicamentos.

En dicho operativo, los equipos multidisciplinarios estuvieron conformados por médicos, enfermeros, vacunadores, obstetras, odontologos y agentes sanitarios de los hospitales distritales de Ingeniero Juárez y del centro de salud del Barrio Obrero de la misma localidad. Además de los controles integrales de salud, también entregaron de forma gratuita: medicamentos según prescripción médica, leche y suplementos nutricionales, según los casos requeridos.

En el marco de los controles integrales se efectuó un estricto control nutricional a los niños menores de cinco años, los cuales incluyeron examen antropométrico con medición de peso y talla, entre otros controles. Respecto a las personas mayores, se controló especialmente a los que tienen factores de riesgo como hipertensión, diabetes, afecciones renales, entre otras patologías; como parte del seguimiento que venimos haciendo a este tipo de pacientes.

Sobre el final de las actividades se orientó a la promoción de la salud mediante charlas que abordaron diferentes temáticas vinculadas al cuidado de la salud integral como la prevención de distintas enfermedades, cuidados personales, la alimentación saludable y salud sexual y procreación responsable. Por su parte, las obstetras hablaron sobre la importancia del estudio del PAP (Papanicolaou) para la detección temprana de cualquier lesión que pudiera presentarse y de esta manera asistir a la paciente con el correspondiente tratamiento.

Asimismo, se insistió en la alimentación con leche materna exclusiva (de ser posible) a los bebés hasta los 6 meses de edad, y desde ese periodo en adelante la importancia de incorporar otros alimentos de manera gradual y variada, según lo recomendado por los profesionales. De esta manera el bebe estaría recibiendo alimentación adecuada que garantice su buen desarrollo nutricional.

De las charlas de promoción participaron un gran número de vecinos y miembros de las comunidades, quienes dialogaron con el equipo de salud y evacuaron sus inquietudes acerca de distintos temas. Al finalizar, se entregaron a los pacientes, de manera gratuita los medicamentos indicados por los profesionales.