Controles en supermercados: Destruyeron más de seis toneladas de mercadería vencida

Compartir

Este sábado, personal de la Subsecretaría de defensa al consumidor en conjunto con la Dirección de bromatología de la Municipalidad de Formosa, destruyeron más de seis mil kilos de mercadería vencida que fue decomisada previamente de los supermercados clausurados días atrás.

El titular a cargo de la subsecretaría, Edgar Pérez, indicó que una parte se retiró de los depósitos de la institución y otra, fue recogida por de los dos supermercados clausurados preventivamente.

Por su parte, el director de bromatología municipal, Jorge Tarantini, a cargo de la destrucción de los artículos, explicó que se preparó una fosa para el entierro y la eliminación de los mismos, en las inmediaciones del barrio San Jorge.

“Posteriormente las inspecciones de los comercios van a seguir realizándose en el transcurso de la semana y a lo largo del año”, aseguró.

En ese sentido, Pérez insistió a los consumidores que estén en cualquier parte de la provincia, a denunciar de manera gratuita las irregularidades en los comercios de barrios y/o supermercados, al 08000 444 0942 o a través del mail denunciaconsumidor@formosa.gob.ar

“Para que en horario de 7 a 13 y de 16 a 20 podamos recibir todo tipo de denuncia, consulta y reclamo respecto a las leyes que protegen el derecho al consumidor”, señaló el funcionario.

Por otro lado, recordó que los negocios que ofrezcan los 238 artículos que figuran en la lista de precios máximos para Formosa, están obligados a cumplir los valores de referencia según las resoluciones del gobierno nacional.

“Este incumplimiento de esto, hace que desde la subsecretaria hayamos infraccionados a varios comercios como también por otras faltas de los deberes de comercialización correctas con el consumidor formoseño”, relató.

Además, Pérez aseveró que el equipo de fiscalizadores cuenta con 62 especialistas abocados al control en todo el territorio provincial y que la próxima semana se llegarán a las localidades del interior por indicaciones del Gobernador Insfrán.

“Vamos a hacer un trabajo coordinado con los municipios, con cada área de control y con los compañeros de la subsecretaría”, confirmó.

Y aclaró: “Nuestro gobernador fue muy claro, hay que hacer cumplir la ley  y no tenemos margen para que existan especuladores que ponen en góndolas productos no aptos para el consumo, lucran con la necesidad de los formoseños y hacen negocios poniendo en riesgo la salud de la comunidad”.

Villa del Carmen: un supermercado fue clausurado y una carnicería sancionada

En simultáneo con la eliminación de mercaderías vencidas, otro equipo de fiscalización recorrió el barrio Villa del Carmen y clausuró el autoservicio La Rotonda por contar con artículos fuera de la fecha estipulada para su consumo.

El fiscalizador Marcos Ginés, argumentó que realizaron el control respectivo de la lista de exhibición de precios máximos, de la góndola a la caja y de los precios en góndola, como también de los elementos no aptos para su consumo.

“Encontramos un gran volumen de mercaderías vencidas, algunas con mucho tiempo atrás, como una hamburguesa vencida en octubre del año pasado, fiambres, budines, gaseosas, huevos de pascua, chocolatines, golosinas para criaturas”, describió.

Y remarcó que luego de constar la infracción, se dio aviso al responsable del lugar que tiene cinco días para presentar su descargo y las pruebas correspondientes, pero de todas maneras, se determinó la clausura preventiva del local comercial para la atención al público, por un lapso de 24 horas, conforme a la Ley N° 1480 de procedimiento administrativo y el decreto reglamentario 274/2019.

Luego de estas instancias, el departamento legal de la subsecretaría de defensa al consumidor será el encargado de estipular la multa.

“Esto le va a dar tiempo al empresario para que pueda rever su sistema, control de stock y ver los motivos de por qué tanta mercadería estancada”, expresó Ginés.

En otro orden de operativos, se labraron actas de infracción por productos vencidos y aumento de precios a una carnicería ubicada en el mismo barrio, que fue denunciada a través de los canales que dispuso Defensa al consumidor.

El fiscalizador a cargo, Isidro Ríos, contó que se trató de elementos como panificados, lácteos, e incluso perfumería.

Y sentenció que se seguirán con el control de precios porque quieren evitar los abusos por parte de los comerciantes de los barrios.