COVID-19: Preguntas y respuestas sobre la enfermedad

Compartir

Los especialistas repasan de qué se trata, cómo se transmite, los síntomas y cómo prevenir

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano, se recuerda a la comunidad que el COVID‑19, es una enfermedad infecciosa causada por una familia de coronavirus que se descubrió recientemente.

Tanto el virus como la enfermedad que provoca eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China), en diciembre de 2019. Actualmente el COVID‑19 es una pandemia que, al igual que a otros países del mundo, puso a la Argentina en estado de emergencia nacional, desde finales de marzo de este año, cuando el Gobierno nacional determinó la medida de cuarentena preventiva obligatoria, a fin de resguardar la salud de la población.

¿Cómo se contagia?

Una persona puede contraer el COVID‑19 por contacto con otra que esté infectada por el virus. La enfermedad se propaga principalmente de persona a persona, a través de las gotículas que salen despedidas de la nariz o la boca de alguien infectado, al toser, estornudar o hablar.

Esas gotículas son relativamente pesadas, no llegan muy lejos y caen rápidamente al suelo. Una persona puede contraer el COVID‑19 al inhalarlas de una persona infectada por este virus. “Por eso es importante mantener el distanciamiento físico con otras personas. Al menos, entre 1,50 y 2 metros de distancia entre persona y persona”, remarcó el jefe de Infectología y Control de Infecciones del Hospital de Alta Complejidad (HAC), doctor Julián Bibolini.

Julián Bibolini

Al mismo tiempo, indicó que las gotículas pueden caer sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, como mesas, teclados, barandas y similares. De este modo, otras personas pueden infectarse “si tocan esos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca”. Por ello es importante “lavarse las manos, frecuentemente, con agua y jabón o higienizarse con un desinfectante a base de alcohol, diluido correctamente (al 70%). 

¿Cómo prevenir la enfermedad?

Los cuidados fundamentales son: lavarse las manos con agua y jabón, por al menos 40 segundos, frotando ambas caras de las manos, entre los dedos y las muñecas. Evitar tocarse la cara (nariz, ojos y boca); toser y estornudar sobre el lado interno del codo o sobre un pañuelo descartable.

Permanecer en la casa el mayor tiempo posible y salir solo para lo indispensable (trabajos esenciales y otras tareas necesarias). Usar barbijo para estar en la vía pública y hacer actividades fuera de la casa. Mantener la distancia física entre personas y evitar el contacto estrecho (besos, abrazos y toda acción que requiera acercamiento).

Igualmente se recomienda limpiar las superficies y objetos de uso común (mesas, mesadas, perillas de luz, teléfonos, teclados, grifos). No compartir mate, cubiertos, vasos, toallas y otros objetos de uso personal. Ventilar diariamente los ambientes de las casas y de los lugares de trabajo.

Síntomas: ¿Qué hacer?

Los síntomas suelen ser leves y se manifiestan gradualmente. Los más habituales son: fiebre de 37. 5º o más, tos seca, dolor de garganta, dificultad respiratoria, cansancio y pérdida brusca del gusto o el olfato. Otros síntomas menos frecuentes y que se encuentran en estudio, pueden ser: dolor de cabeza, dolores y molestias generales, diarreas, erupciones cutáneas.

La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recuperan de la enfermedad sin necesidad de tratamiento hospitalario. Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas crónicas como: hipertensión arterial, problemas cardiacos o pulmonares, diabetes o cáncer tienen más probabilidades de presentar algún tipo de complicación.

Al respecto, los especialistas hacen hincapié en “no minimizar los síntomas” y si se presenta alguno de ellos “comunicarse rápidamente a la línea telefónica 107, donde serán entrevistados brevemente, se les indicará qué hacer y cómo seguir para la atención oportuna”.