De Vido explicó alcances de los acuerdos y contratos firmados por Katopodis e Insfrán: “Se volvió a un desarrollo pleno”

Compartir

En el marco de un nuevo parte de prensa del Consejo de Atención Integral a la Emergencia COVID-19, el administrador de la Dirección Provincial de Vialidad, ingeniero Fernando De Vido, valoró el acto de firma de convenios, acuerdos y contratos de significativas obras para la provincia, realizado este martes. A la vez, remarcó que, en Formosa los recursos hídricos están al servicio de los habitantes, “es una política central dentro del Modelo Formoseño”, mientras, en otras partes del mundo se ha comenzado a privatizar el agua y a cotizar en bolsa las reservas de acuíferos. 

En este sentido, aseguró que “el martes fue un día muy importante para todos los formoseños con la reunión del ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, y el gobernador Gildo Insfrán, quienes han podido avanzar en la agenda de trabajo que se inició en aquella primera visita del ministro en el mes de enero”. 

En esta oportunidad, recordó que se han firmado convenios y contratos para obras en el área de saneamiento y agua potable, y que se comenzará por el interior provincial. Puntualizó en que el acueducto será desde General Lucio V. Mansilla hasta Villa Escolar, y utilizado para que la planta potabilizadora de Mansilla preste servicio de agua potable también a Villa Escolar.

Agregó que se realizarán sistemas de desagües cloacales en las localidades de Pirané y Riacho He Hé; mientras que en Formosa capital, será para los barrios La Floresta, El Resguardo, y San Jorge. 

Inversiones 

En otra parte de la Conferencia, el ingeniero se refirió a la ampliación del sistema de distribución de agua potable a la localidad de Ingeniero Juárez, y remarcó que tanto en esa localidad, como en Las Lomitas, el Gobierno de Formosa realizó una inversión propia para desarrollar las nuevas Plantas de Agua Potable que permiten duplicar la provisión de agua potable. “Son obras complementarias que en este convenio con el Gobierno nacional, se pueden continuar”, valoró.

Subrayó que se cuenta con el nuevo sistema de abastecimiento de agua potable para la localidad de Laguna Blanca, que, junto a la planta potabilizadora, los centros distribuidores y las redes de distribución troncales y secundarias en dicha localidad, suma una inversión superior a los $3.255 millones por parte del Gobierno nacional -en el área saneamiento y agua potable-. Esto se suma a la inversión que ejecuta el Gobierno de la provincia en esta área para lograr una mejora continua en la prestación del servicio, que forma parte esencial de la política sanitaria de la provincia de Formosa.

Recurso hídrico: Política central del Modelo Formoseño

En este orden, puso en relieve que cada año se realizan “importantes inversiones en nuestro noroeste provincial, que también son para proteger a nuestras comunidades del oeste de los desbordes del río Pilcomayo”. En este sentido, acentuó que se han hecho importantes inversiones para construir y mantener los terraplenes y consolidar las correderas fluviales que toman el agua que corresponden a Formosa en la distribución igualitaria con la República del Paraguay y así, conducir hacia la formación del bañado La Estrella. Y que, “esto se ha hecho con seis acuerdos marco para financiar obras de canalización, adecuación de cauces y terraplenes de defensa en los departamentos Ramón Lista y Bermejo”.

Por tal motivo, De Vido remarcó que dichas decisiones corresponden a la política central del Modelo Formoseño, “como lo es el modelo de los recursos hídricos”. En este contexto ejemplificó que “en estos días se vieron noticias en las que en distintos lugares del mundo se ha comenzado a privatizar el agua y a cotizar en bolsa las reservas de acuíferos”. 

“Tenemos que remarcar en el Modelo Formoseño la prioridad que le damos a este recurso natural, pero fundamentalmente que está al servicio de los habitantes, ya que hemos declarado de dominio público todas las fuentes de agua dulce con que cuenta nuestra provincia, ésa es una política de Estado desde hace muchos años y recordarles también, que cuando conformamos los proyectos e impulsábamos distintas obras que hoy nos permiten fundamentalmente, administrar y gestionar el agua dulce en nuestro territorio, algunos se oponían”, agregó. 

Asimismo, se refirió a la continuación de la obra de ingreso al territorio argentino y las obras en Selva María, El Quebracho, La Rinconada, La Esperanza, Río Muerto, Guadalcázar, y en cuanto al oeste, se continuó con los distintos aprovechamientos sobre la cuenca del río Bermejo.

“Tenemos que remarcar que cuando hemos tenido una profunda crisis hídrica por sequía que se extendió desde el invierno del 2019, hasta el fin de la primavera del 2020, las aguas del río Pilcomayo como del río Bermejo -adecuadamente gestionadas y administradas- nos permitieron contar con el recurso de agua dulce para las plantas potabilizadoras en nuestro interior provincial, como también mitigar los efectos de esta crisis para distribuir en áreas productivas”, explicó el ingeniero De Vido.

Por su parte, los canales, la reactivación de riachos, obras hídricas y, fundamentalmente la obra la hidrovial sobre la ruta n° 28, han permitido que las aguas que ingresan al bañado La Estrella sean debidamente gestionadas y distribuidas sobre la ruta n°86 -desde Posta Cambio Zalazar, pasando por General Güemes, Misión Tacaaglé, El Espinillo, Buena Vista, Siete Palmas, Laguna Blanca y Naineck; y sobre la ruta n°81, desde Las Lomitas, Pozo del Tigre, Estanislao del Campo, Ibarreta, Comandante Fontana, Palo Santo, y Pirané. “Estas reservas de agua dulce naturales nos han permitido mitigar esta profunda sequía que ha tenido todo nuestro territorio”, enfatizó.

Más concreciones

Para De Vido, con la visita del ministro Katopodis, se ha podido firmar convenios para continuar con las inversiones en el área de salud, en la que se destaca la refacción del antiguo Hospital de Laguna Blanca, Pedro Insfrán, y del nuevo edificio del SIPEC, que se incorporan a la moderna infraestructura hospitalaria que ha construido el Gobierno de la provincia. 

También resaltó la concreción del puente de hormigón “que se va a construir en el acceso al Polo Científico y Tecnológico en la ciudad de Formosa -una vía de acceso que nos va permitir el desarrollo en el área industrial muy significativa que venimos llevando adelante para nuestra soberanía energética -como es la Planta de Tratamiento de Uranio- una planta que generará cientos de puestos de trabajo y nos va permitir sumar a nuestra Argentina una tecnología que muy pocos países en el mundo la tienen”. 

En cuanto a las obras de infraestructura vial que se lleva adelante en convenio con el Gobierno nacional, puso el acento en la continuación de la construcción del viaducto sobre la Av. Kirchner, en su intersección con la Av. Gendarmería Nacional. “Se ha entregado para proseguir con las gestiones, la adjudicación por parte de la DPV a la empresa, y como es una obra que se lleva adelante por convenio, el ministro se llevó para ser ratificada por las áreas competentes de su ministerio para poder continuar”, explicó De Vido.

El titular de la DPV, celebró la reactivación de la la construcción de la ruta n° 23 –paralizada desde el 2017- que se extiende desde General Belgrano hasta Palo Santo, uniendo las rutas n° 81 y n° 86, lo que generará un nuevo corredor productivo. “Esta inversión en obras viales, superan los $4.574 millones, y vemos que el total de la inversión nacional que se va poder sumar en estos convenios, superan los $8.913 millones para los próximos años”, continuó.

En este contexto, hizo hincapié en que las obras dinamizarán la economía, generarán puestos de trabajo en áreas obreras, técnicas, profesionales y administrativas.

“También visitamos obras que ya están en marcha y que han sido el fruto del trabajo mancomunado entre los gobiernos nacional y provincial, como las obras de desagües cloacales en el barrio Liborsi -importante obra de saneamiento- que también se complementa con las obras en el barrio San Juan Bautista y en el barrio Virgen del Rosario”, argumentó.

Otra de las visitas fue a la obra de la autovía, “obra que menguó su ritmo hasta verse paralizada -que va desde la Cruz del Norte hasta el puente San Hilario, y que ya está en su etapa final de construcción y también remarcar la activación de la Autovía de la ruta n° 11 -desde Mansilla hasta la localidad de Tatané- como el convenio firmado para la construcción de la Autovía desde la Virgen del Carmen hasta la intersección de la ruta n° 11 y 81 en inmediaciones del barrio Namqom”, puntualizó. 

Sobre el final, reflexionó en que tras años de obras paralizadas, bajo el eufemismo de “neutralizadas” se volvió a un desarrollo pleno: “Tenemos que remarcar el mantenimiento a las rutas nacionales que también se han reactivado, como la otra vía de la ruta n° 11 que está bajo un sistema de contrato, conservación y reactivación y en pleno desarrollo desde Mansilla hasta Puerto Pilcomayo, el mantenimiento de la ruta n° 81, desde las inmediaciones de su intersección con la ruta n°95 hasta el límite con Salta”. 

“Esto hace una inversión para los próximos años del Gobierno nacional -que se complementa con la inversión provincial- superior a los $25.423 millones, con obras en ejecución y por ejecutarse en los distintos rubros”, dijo para cerrar.