Compartir

TRAS EL ANUNCIO DEL GOBERNADOR GILDO INSFRAN

La Subsecretaría de Defensa al Consumidor y Usuario anunció que se intensificarán aún más los controles y fiscalización a mayoristas y comercios en general, para hacer cumplir tanto los acuerdos de precios, como las condiciones de las mercaderías que consumen los formoseños.

La medida, anunciada en el marco de la conferencia de prensa del Consejo de Atención Integral a la Emergencia COVID19, surge luego de la decisión del gobernador Gildo Insfrán de aplicar un incremento salarial del 5% para empleados públicos en actividad y retiro, que generará una inyección económica, en el sector privado.

Así lo consideró el arquitecto Edgar Pérez, a cargo de la Subsecretaría de Defensa al Consumidor y Usuario al remarcar que el incremento salarial cobra importancia en un contexto de crisis mundial.

Arquitecto Edgar Pérez

“Esto que va destinado a los trabajadores también beneficia al sector privado, aquel que recibirá los beneficios de esta inyección de más de 1.300 millones de pesos, que a donde irán sino al mercado de consumo, a comprar alimentos y productos esenciales” enfatizó.

Dijo que la política del Estado Nacional de fijar precios máximos de referencia  compromete a todos los organismos de los estados provinciales a hacer el máximo esfuerzo, como lo hace el gobernador Gildo Insfrán en su decisión, para que esto se efectivice.

“Estamos decididos a hacer cumplir los precios, de garantizar la salud integral de los formoseños, cuidando y fiscalizando que los alimentos y productos esenciales se comercialicen correctamente, que guarden las condiciones para que un producto sea apto. También decididos a cuidar el bolsillo de los formoseños” anticipó.

Por ello anunció que “los sistemas y mecanismos de fiscalización y control se van a intensificar aún más de lo que veníamos haciendo, esto que nos permitió realizar más de 1300 inspecciones en este tiempo, infraccionar y sancionar por incumplimientos a las normativas de comercialización y labrar 1610 actas de infracción. Decomisar más de 170 toneladas de mercadería vencida, en mal estado, que estaban para la venta”.

Pérez estimó que la decisión tomada por el primer mandatario provincial merece el acompañamiento de todo el pueblo formoseño, de los comerciantes y les hizo saber que “no hay espacio para la especulación, para jugar con la necesidad del pueblo formoseño” y que se aplicarán las herramientas que están a la mano para corregir conductas que no se ajustan a la ley.

“Por eso las clausuras preventivas, las intervenciones de mercadería,  por eso trabajamos también sobre los mayoristas, aquellos que tienen un rol importante para que el comercio de proximidad, de barrio, le llegue el precio justo, para cumplir los acuerdos que fijó el gobierno nacional” insistió.