Compartir

Desde el organismo se pidió a la gente no aceptar recargos por el cobro de las facturas como tampoco al realizar compras con tarjetas de crédito y débito

Ante las numerosas quejas recibidas por recargos indebidos para el cobro de servicios, desde este martes la Subsecretaría de Defensa al Consumidor y Usuario implementó controles fijos y permanentes en los locales de cobro de servicios que fueron denunciados. En la mañana de este martes, se clausuraron locales ubicados en el microcentro por no contar con habilitación municipal para funcionar.

Edgar Pérez, funcionario a cargo de la Subsecretaría de Defensa al Consumidor

En la misma línea, el organismo provincial pidió a la gente no aceptar recargos por el cobro de las facturas de servicios como tampoco al realizar compras con tarjetas de débito y crédito, y denunciar cuando así ocurra.

El funcionario a cargo de la Subsecretaría de Defensa al Consumidor y el Usuario, Edgar Pérez, reconoció que es difícil para el usuario comprobar el cobro adicional ya que éste no figura en el ticket, por lo que desde este martes los inspectores del organismo se encuentran en los lugares que fueron denunciados, y en caso de comprobarse estas irregularidades, serán sancionados.

Así lo aseguró durante la conferencia de prensa de este mediodía del Consejo Integral de la Emergencia COVID-19. “Si el consumidor decide pagar con débito o crédito no puede haber sobreprecios y mucho menos de contado, porque claramente estos lugares tienen contrato con las prestatarias que utilizan están bocas de pago para cobrar”, detalló.

“Los que exigen un cobro adicional están infringiendo no sólo la Ley de Defensa al Consumidor sino la Ley de Tarjetas de Crédito y la Ley Iva que impide el recargo por el pago con tarjeta de débito, por lo que se instruirá un sumario a la casa comercial, además de sanciones pecuniarias”, anticipó.

Distribuidoras

Consultado en torno a los controles a distribuidoras de mercaderías, Pérez respondió que se labraron actuaciones y se realizaron sumarios administrativos, como así se secuestraron mercaderías vencidas tanto de aquellas que son mayoristas como minoristas. Aquí precisó que, también, se les solicitó con carácter de declaración jurada que en un plazo de 72 horas informen a la Subsecretaría las facturas de compras y ventas como así el listado de a quienes abastece.

“No estamos en el afán de ver si tributa o no tributa es para ver los precios máximos al 6 de marzo, cómo comercializan su cadena de ventas y si hay alguna infracción. Estos controles comenzaron en la ciudad capital pero se extenderán a toda la cadena de comercialización”, subrayó.

Venta de gas

Sobre el tema de la venta de gas en garrafas de diez kilos, recordó que se fijaron los puntos de venta, que el usuario no debe pagar una suma superior a los 350 pesos sea en la ciudad de Formosa o en el interior provincial. Ante sobreprecios, se debe denunciar en la Subsecretaría o en las municipalidades de las localidades.

Pérez indicó que no se puede permitir que se repitan sobreprecios exorbitantes de gas en garrafas a 700 u 800 pesos como se daba en localidades del interior y admitió que “a medida que nos alejamos de la ciudad, los abusos son mayores”.

Ocho toneladas de mercaderías vencidas en Pirané

La Subsecretaría de Defensa al Consumidor también realizó controles en la localidad de Pirané en un trabajo conjunto con el Municipio y la Unidad Regional, ocasión en que se secuestraron y destruyeron más de ocho toneladas de mercaderías vencidas y se intervinieron 2000 pollos no aptos para el consumo de un supermercado, el cual fue clausurado preventivamente por 72 horas.

Asimismo, se extendió la clausura preventiva por 72 horas a un supermercado infraccionado la semana anterior.