Compartir

Para evitar la proliferación del mosquito vector de la enfermedad, salud trabaja incesantemente en todo el territorio

La cartera Sanitaria provincial prosigue durante estos días con las múltiples actividades en el interior provincial para combatir el mosquito Aedes aegypti, vector del dengue, chikungunya y zika. Allí se profundizan en cada jornada las fumigaciones, descacharrizados y el diálogo personalizado con las familias para concientizar sobre la importancia de la prevención desde las casas.

De este modo, agentes y brigadistas sanitarios concretaron en los días transcurridos de esta semana, las tareas planificadas en las localidades de: Ingeniero Juárez, Clorinda, Ensanche Norte, Ibarreta, Estanislao del Campo, Juan Bautista Alberdi, Pirané, Palo Santo, Potrero Norte, Bartolomé de Las Casas, Laguna Blanca, Palma Sola y Naick Neck.

Asimismo, para dar continuidad al cronograma establecido, se comunicó que durante este jueves, tendrán lugar semejantes labores preventivas en: El Espinillo, Colonia Da Pratto, Comandante Fontana, Pozo del Tigre, Qompi, Laka Wichí, El Potrillo y El Chorro. Entretanto que se repetirán también en la ciudad de Clorinda como está previsto para todos los días de la semana.

Agentes y brigadistas, como también vehículos específicamente equipados, disponen el trabajo  conjunto con los equipos locales de salud con el objetivo de combatir y evitar la reproducción del mosquito vector del dengue, zika y chikungunya.

Los operativos señalados se efectúan en ciclos rotativos estratégicos, distribuidos en jornadas matutinas y vespertinas de amplios trabajos que se efectivizan tanto en la vía pública (parques, plazas, calles, avenidas), como en instituciones y domicilios particulares.

En cada espacio trabajado se insiste en la concientización de la comunidad acerca de las medidas de prevención domiciliarias que deben cumplimentarse para evitar la formación de criaderos de esta especie de mosquito que se cría y desarrolla en las casas.

Las acciones en domicilios y en espacios públicos son además acompañadas por la entrega de materiales educativos para el cuidado de los hogares, a los que se suma  el suministro de repelentes y larvicidas.

Es indispensable eliminar criaderos y cumplir con otras medidas conjuntas

Las medidas implementadas en nuestras casas y lugares perimetrales a esta constituyen la base de la campaña que estamos llevando adelante para descartar los criaderos y por consiguiente la proliferación de esta especie de mosquito.

Este insecto se aloja en recipientes que pueden ser pequeños como una tapita de gaseosa o grande como un aljibe o depósito de agua, indistintamente a su tamaño deben ser desechados por completo, tapados herméticamente o colocados boca abajo según la utilidad que diariamente se le dé a los mismos.

Por otra parte, es necesario descartar todos los recipientes que no son de utilidad (objetos o restos ahuecados que formen paredes) y que tengan agua limpia estacionada tanto en el interior de las casas, patios  y alrededores. Por ejemplo: latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados, partes de juguetes, y otros.

Así también se deben mantener limpios y desmalezados patios, jardines y terrenos baldíos, como también cambiar diariamente el agua de los floreros y bebederos de mascotas y otros animales domésticos. Y además protegerse el cuerpo de las picaduras de los mosquitos por medio de la aplicación de repelentes, y el uso de mangas y botamangas largas.