Compartir

Recomiendan a las embarazadas extremar los cuidados para prevenir la enfermedad, teniendo en cuenta que en ellas “puede ser grave y tener consecuencias devastadoras”

El Ministerio de Desarrollo Humano, recuerda  que el dengue es una enfermedad viral que se transmite por la picadura del mosquito Aedes aegypti. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas sanas, les transmite esta enfermedad.

El contagio solo se produce por la picadura de los mosquitos infectados, nunca de una persona a otra, ni a través del contacto con objetos o de la leche materna.

Sin embargo, “aunque es muy poco frecuente, las mujeres embarazadas pueden contagiar a sus bebés durante el embarazo”, reveló el Jefe del Servicio de Infectología y Control de Infecciones, del Hospital de Alta Complejidad “Pte. Juan Domingo Perón”.

Explicó que, el embarazo no incrementa el riesgo de contraer dengue, pero en las embarazadas la enfermedad “puede ser severa y tener consecuencias devastadoras”.

Informó que, según investigaciones desarrolladas, la transmisión vertical, es decir de madre a hijo, fue reportada entre 1,6% y 64% en estudios descriptivos. Y que el serotipo 2 está asociado “más comúnmente” con esta forma de transmisión.

Aseguró que, los síntomas en las embarazadas, son los mismos que se presentan en otras personas. En tanto, debe tenerse en cuenta que en la gestación se produce un incremento en la coagulabilidad, disminución de las plaquetas, un discreto aumento de las enzimas hepáticas y hemodilución normal. Por lo tanto, dichos puntos “pueden hacer que el diagnóstico de dengue no sea claro”.

Complicaciones

Dio a conocer que, la infección por dengue en el primer trimestre de embarazo “puede aumentar el riesgo de aborto y parto prematuro, hasta en un 12, 6%”. Y que la complicación más grave fue manifestada durante el periodo de periparto, con hemorragia severa o shock hemorrágico, “principalmente en el caso de infecciones cercanas al parto”.

Comentó, asimismo, que la infección primaria en neonatos puede también manifestarse como “dengue grave”, ya que, adquieren anticuerpos de la madre por medio de la placenta.

Recomendaciones

Todos debemos cumplir con las medidas diarias para prevenir el dengue. Pero, por los motivos expuestos, se aconseja a las embarazadas extremar los cuidados destinados a la prevención.

Ante la ausencia de vacunas y de medicamentos específicos para su tratamiento, se recuerda que la clave para prevenir la enfermedad es la eliminación o el tratamiento adecuado de los recipientes que puedan ser criaderos de mosquitos, los cuales se caracterizan por ser todos aquellos: ahuecados, con paredes y que en su interior pueden juntar agua “donde el mosquito se aloja, pone sus huevos y se reproduce”.

Al mismo tiempo se aconseja que, ante la presencia de síntomas como fiebre, dolor de cabeza, dolor retro ocular, dolor articular, vómitos, dolor abdominal “es fundamental no automedicarse y acudir inmediatamente a la consulta médica, al hospital o centro de salud más cercano”.