Compartir

Tras revelar que se logro un aumento del 505% la producción de agua potable en la provincia, desde el Servicio Provincial de Agua Potable (SPAP), se indico que “tamaña transformación en este fundamental servicio, tuvo un impacto directo en la mejora de los indicadores sociales más sensibles”.

Así lo expuso el titular del organismo, ingeniero Julio Cesar Vargas Yegros, quien acentúo acerca de la acción de la gestión (Gildo) Insfran “para promover la realización plena de la familia a través de obras y medidas que apuntaron fundamentalmente a promover el desarrollo humano”.

Incremento en cañerías en un 103%, y acerca de las conexiones se mejoro en un 65%

agua-nueva-plantaA modo de exponer la magnitud de lo que significa haber aumentado en un 505% la producción de agua potable en la provincia, recordó que en el año 1996 se producía 51.200 metros cúbicos diarios, ya a la fecha se supero los 310.000 metros cúbicos por día.

“Esto permitió que la cobertura con este vital servicio alcanzara a casi el 90% de la población, para lo cual ha sido fundamental las 66 plantas de agua potable y la decena de centros de distribución activas en todo el territorio provincial”, destaco Vargas Yegros.

“Incluso en materia de cloacas se avanzo muchísimo: Fíjese que en Clorinda se llego a más del 70% de cobertura, en El Colorado a casi el 60%, en Laguna Blanca un 83% y en la ciudad capital un 65%, o sea una mejora muy pronunciada respecto a dos décadas atrás donde era mínima la cobertura en saneamiento”, amplio el administrador del SPAP.

Se mostro sorprendido porque es un “absurdo” afirmar que hasta que “no vino Macri a anunciar el acueducto vivíamos en el absurdo de no tener agua potable”, cuando cualquier formoseño fue testigo de la transformación enorme que ha tenido el servicio de saneamiento en general y el agua potable en particular.

A modo de “ejemplos emblemas” de lo que ha sido la transformación del sector, señalo las plantas de agua potable y redes de distribución de Formosa y Pirane, la de Clorinda en marcha.

En la misma línea incluyo al convenio marco rubricado en el 2015 para la ejecución de la llamada “obra del siglo” para nuestra provincia. Referencia al Acueducto del Desarrollo Formoseño, que se extenderá por más de 500 kilómetros, desde la toma sobre el rio Paraguay hasta Ing. Juárez. Esta es una obra tiene un doble propósito: el social, al abastecer con agua a más de 200 mil personas, y el productivo, al posibilitar el riego de más de 150 mil hectáreas.

Sostuvo que “el acceso al agua potable y obras de saneamiento, son también prioridades de nuestro gobierno, atento a su impacto en la salud y calidad de vida de la población”, aludiendo a que “por eso continuaremos con la construcción de nuevas plantas potabilizadoras y obras de mejoramiento de diversa índole en casi todas las localidades”.