Compartir

Desde el ministerio de Desarrollo Humano remarcaron la importancia de ser responsables con las mascotas, manteniéndolas inmunizadas, desparasitadas, limpias y haciéndoles los controles periódicos que correspondan para que los profesionales puedan detectar y diagnosticar a tiempo cualquier afección que presenten.

Las mascotas deben mantenerse siempre saludables, bajo los cuidados veterinarios necesarios. Del mismo modo que las personas precisan de cuidados médicos desde su nacimiento, ellas también requieren de la vigilancia del profesional veterinario desde sus primeras semanas de vida. De lo contrario pueden llegar a contagiarse de posibles parásitos y enfermedades que consecuentemente pueden llegar a enfermar también a la familia.

Por lo tanto, proteger a tu familia significa “darle a las mascotas las condiciones necesarias para una buena salud; algo que se logra desde la responsabilidad y el compromiso que asumimos desde el momento mismo en el que decidimos que sea parte de nuestras vidas y comparta nuestra casa y demás lugares que ocupamos”, enfatizan los referentes de la cartera de salud provincial.

Cabe señalarse que por tenencia responsable de animales se entiende a «la condición por la cual una persona tenedora de un animal, asume la obligación de procurarle una adecuada provisión de alimentos, vivienda, contención, atención de la salud y buen trato durante toda la vida; evitando asimismo el riesgo que pudiere generar como potencial agresor o transmisor de enfermedades a la población humana, animal y al medio ambiente».

Respecto a lo anterior y teniendo en cuenta que por ejemplo, para el caso de la leishmaniasis canina no existe vacuna y que puede presentarse de dos tipos: cutánea (afecta la piel) y visceral (se ven afectadas las vísceras especialmente hígado y riñones), resulta fundamental poner en práctica las medidas preventivas que son muy útiles para evitar su desarrollo en nuestras mascotas.

Entre ellas se destacan: higiene adecuada, corte de pelo, baños sanitarios bajo recomendaciones del profesional, inmunización, desparasitación y controles periódicos estrictos con el médico veterinario. Al mismo tiempo si en las mascotas se observan algunos de los siguientes signos como ser: úlceras, heridas que no sanan, sangre en la orina, fatiga o cansancio, molestia e irritación, hemorragia nasal, se sugiere llevarlo prontamente a la consulta veterinaria con el propósito de que puede hacerse un diagnóstico oportuno de la enfermedad.

En la misma línea, desde el área Vectores y Zoonosis comentaron que en Formosa se viene llevando adelante una campaña bajo el lema “cuidando a tu mascota proteges tu familia”, un trabajo conjunto y articulado con los municipios de las distintas localidades, desde el cual se desarrollan numerosas tareas preventivas, informativas y de concientización en toda la provincia.

Las actividades de prevención se realizan mediante campañas de vacunación antirrábica, desparasitación y controles sanitarios gratuitos para los perros y gatos. Estos operativos alcanzaron en lo estos últimos meses a las localidades de Herradura, Tatané y Misión Laishi, entre otras tantas.