Director del Hospital Evita explicó cómo es la atención a pacientes COVID 19 positivo

Compartir

El hospital interdistrital Evita, funciona en la actualidad como hospital de contingencia COVID-19 en la ciudad de Formosa, encontrándose allí internados los cuarenta pacientes que dieron positivo al examen de Coronavirus. De ellos, 12 presentan síntomas leves y 28 evolucionan sin síntomas.

Así lo confirmó el director del hospital, Samuel Gutiérrez al explicar que los pacientes internados se encuentran en buen estado general  y sobre todo colaborando en todo momento con los médicos y enfermeros que los atienden.

Recordó que la provincia de Formosa comenzó a prepararse desde diciembre cuando el mundo conocía el Coronavirus, y este hospital,  dispuso 160 camas, de las cuales 36 pertenecen a la Unidad de Terapia Intensiva y el resto están ubicadas en salas de internación para pacientes moderados.

Sobre los 40 pacientes dijo que “La idea de internarlos acá fue para un mejor seguimiento, no son muchos, esto permite que podamos resolverlo tranquilamente, sin exponerlos a las altas temperaturas, se los aisló, están muy bien atendidos. Cada uno en un área cerrada, la comunicación con médicos y enfermeros es vía telefónica”.

El médico explicó que todo el equipo médico, de enfermería y técnicos fue debidamente capacitado para atender esta contingencia, respondiendo con eficacia.

Sobre los pacientes, detalló que “Hay un grupo, que no supera el 15% de los 40 que tiene un riesgo por edad, por tener algunas patologías como hipertensión, cardíacos, y tenemos dos pacientes con sobrepeso. Eso hace que el riesgo de estos pacientes, pueda estar un poco elevado”.

Recursos

Insistió en remarcar Gutiérrez que el hospital cuenta con el área de terapia intensiva, con médicos terapistas entrenados, “con mucha experiencia, como mostramos antes de tener internados, la terapia cuenta con todo el equipamiento y tecnología de punta para la atención”.

Además, los pacientes reciben apoyo psicológico, sobre todo los jóvenes, a quienes “les cuesta estar en una habitación, pero en general se comportan muy bien los pacientes, estamos muy contentos con la colaboración de ellos, de comprender la situación”.

Valoró el director el apoyo constante de las familias de los internados, que se acercan al hospital, y en el caso de tratarse de personas del interior provincial, lo hacen en forma telefónica, y reciben un parte del estado de salud de su familiar.

El alta

El médico se refirió también al tiempo de internación requerido para estos pacientes asintomáticos, y señaló que el promedio son 14 días, a partir del hisopado positivo.

“El alta consistirá en que el paciente esté estable y a los 10 días de la internación, será hisopado, si da negativo, se le hace a las 48 horas uno más, si da negativo, a los 14 días se va a la casa, porque el cuerpo creó defensas. Si da positivo, la cuarentena, se extenderá 21 días” señaló.

El equipo y medidas de bioseguridad

También aclaró que el área de internación COVID 19 está “bloqueada” con respecto al resto del hospital, y sólo hay acceso telefónico.

“Hacemos el soporte desde otro sector, para alcanzar lo necesario, alimentos, medicamentos, y esto se estuvo planificando desde marzo, con un croquis que está debidamente exhibido en el hospital” graficó.

Dijo además que el personal médico de atención a pacientes tiene un sector especial para cambiar ropas, y prepararse en el caso que deban vestirse para ingresar a una sala a atender pacientes, con trajes de protección adecuados.

“Tenemos cámaras que muestran la actividad en los pasillos, muestran cómo se cumplen las normas que aprendimos en las capacitaciones de bioseguridad, estamos muy orgullosos de los trabajadores” destacó.


Finalmente Gutiérrez dijo que en forma mensual se realizará un chequeo a médicos y enfermeros que trabajan en el hospital, salvo que anteriormente aparezca un síntoma compatible con coronavirus, que demande su atención.