Compartir

El dirigente social y político Juan Larrea invito a los vecinos de la ciudad a sumarse activamente a la lucha frontal que libran los organismos públicos contra el dengue, señalando que “ el mosquito no se toma pausas y por lo tanto hay que sumar en esta campaña en la que está empeñado el estado provincial”.

Con el barrio San Francisco como punto de referencia de su labor comunitaria aunque la extiende a otros sectores de esta capital, dijo que “ hay quienes pasan el tiempo haciendo denuncias acerca de la cantidad de personas afectadas que hay y que hasta ponen en tela de juicio la certidumbre de los datos que se dan a conocer públicamente aunque creen ciegamente en los que aporta el INDEC sobre la inflación o la gente de Macri sobre la cantidad de desocupados que arrojo esta gestión presidencial”.

Larrea manifestó que recorre permanente los barrios y también el interior y que puede dar fe de la gestión intensa que despliegan las brigadas sanitarias del ministerio de Desarrollo Humano para fumigar las casas y los sitios públicos así como los domicilios privados así como también para crear conciencia acerca de lo que se debe hacer para evitar la proliferación de los mosquitos transmisores de la enfermedad.

“Hay gente que no llega a fin de mes, que se queja porque en el organismo nacional dedicado a los abuelos no se suministran remedios o han precarizado su atención a los más necesitados de asistencia y ayuda; los que viven denunciando en lugar de actuar, gestionar ayudas y aportar soluciones  a partir de los cargos que se han ganado por el voto popular en el Congreso de la Nación o por decisión presidencial en entes nacionales, deberían ocuparse más de esas cosas y evitar repetirse en nimiedades que no les sirven a nadie”, expreso.”La situación por efecto por las políticas nacionales es complicada y más aun para la gente más vulnerable; hagámosle caso al gobernador cuando nos convoca a estar unidos para cuidarnos de los que nos quieren dañar restringiéndonos toda ayuda o enfrentándonos; hay que unirse porque sobre todo cuando se trata de la salud comunitaria, el esfuerzo y el compromiso colectivo son mucho más fructíferos que la pelea por los datos o los números  porque al menos hasta ahora se nos ha demostrado que nuestras instituciones provinciales son confiables”, concluyo Larrea.