Compartir

Los profesores Ramón Giménez y Claudio Valdez, docentes de El Quebracho del Departamento de Ramón Lista, indicaron que durante este tiempo de pandemia las huertas comunitarias crecieran entre un 75 y 80 por ciento en la zona.

El Quebracho es una comunidad del extremo oeste provincial, en los márgenes del río Pilcomayo, donde mediante la implementación y aplicación de nuevos sistemas de producción se fueron desarrollando de forma continua huertas familiares y comunitarias, según relataron los docentes.

En contacto con AGENFOR, precisaron que para estas acciones cuentan con el apoyo del Instituto de Comunidades Aborígenes (ICA) a través del aporte semillas, y otros insumos para las huertas. En ese sentido, señalaron que “durante este contexto de pandemia ha crecido entre un 75 y 80 por ciento la cantidad de huertas comunitarias y familiares”.

Se cosecha desde acelga, perejil, tomate, zanahoria, pimiento “que son los que más se requiere en el consumo familiar”, sumando a ello las cucurbitáceas.

No obstante, recordando que hace bastante tiempo que se comenzaron con el desarrollo de las huertas que se fueron potenciando especialmente con la Escuela Agrotécnica Provincial Nº 10, la única en esa modalidad en El Quebracho.

Entre los logros alcanzados, “se han donado mucha producción de verduras y hortalizas a los centros de salud para la elaboración de la comida para la comunidad del lugar, hasta incluso la preparación de productos deshidratados como por ejemplo guisos”, destacaron quienes además de ejercer la docencia realizan tareas sociales con personas tanto criollas como de pueblos originarios.

“Otro aspecto que quiero resaltar es el crecimiento de las huertas comunitarias hizo aumentar el consumo de las verduras a la dieta alimentaria de los niños y niñas de la zona”, comentó Giménez.

Sobre el final, destacaron la evolución y el progreso que tuvo la zona del oeste formoseño a partir del año 1995 con la gestión del primer mandatario. “Estamos agradecidos porque cambió totalmente el pueblo, hoy tenemos colegios equipados, los caminos están pavimentados, luz y agua a domicilio, muchos beneficios a diferencia de lo que era antes”.

Dando ambos su firme apoyo a las medidas sanitarias dispuestas por el Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19, presidido por el gobernador Gildo Insfrán en el único fin de cuidar la salud y la vida de todos los formoseños y formoseñas.