Compartir

Camila Rivenson, estudiante de la Tecnicatura Superior en Desarrollo de Software Multiplataforma, dialogó con AGENFOR y contó su experiencia como estudiante dentro del Instituto Politécnico de Formosa.
La joven es oriunda de la localidad de Villafañe y culminó el primero de los dos años de carrera.

Al tener que emigrar a la Capital para poder formarse en su futura profesión, Camila deja asentado que este paso “significó un cambio enorme, porque pasé de estar en casa con mi familia, a tener que salir de allí, alejarme de ellos y venir a la ciudad capital a alquilar y a aprender a manejarme sola”.

Si bien, en este caso confesó que cuenta con una ventaja que muchos no tienen, ya que sus hermanas también se encuentran en Formosa, no dejó de insistir que de igual manera es una “experiencia totalmente nueva”.

Sin embargo, precisó que “todo es mucho más fácil gracias a los beneficios que obtenemos de parte del Instituto Politécnico Formosa, porque es una carrera con mucha carga horaria lo que podría complicar bastante el cursado”.

No obstante, es en esta línea, es en donde sostuvo que “como cursamos desde las 9 de la mañana hasta las 17 horas, recibimos el desayuno, el almuerzo, y encima contamos con el transporte de ida y vuelta”, manifestando una vez más, que “esto nos facilita muchísimo las cosas”.

Una provincia con oportunidad

En otra línea, Camila se refirió a lo importante que es contar con formación educativa y profesional dentro de la provincia.

Al respecto, aseveró con seguridad: “Puedo dar testimonio y desmitificar un montón de cosas que se dicen del sistema de enseñanza y más durante la época de pandemia”, inició y seguidamente reprochó: “Esos que aseguran que no se aprendió nada, o que en la provincia no hay oportunidades, no es verdad, yo soy la prueba de que no es así”.

Se explayó destacando el esfuerzo enorme realizado por toda la comunidad cuando inició el coronavirus, pero poniendo un énfasis en especial en “el área de educación, porque desde allí se trabajó muchísimo para hacer llegar las tareas a las casas de aquellos que no podían acercarse a la institución, asegurando así la continuidad pedagógica”.

A este testimonio, agregó: “Antes de decidir qué estudiar, miré muchas opciones y aquí vuelvo a remarcar lo que ya dije, que en Formosa hay muchas oportunidades, por eso hoy estoy muy cerca de mi casa, de mi familia y en la comodidad de mi provincia, estudiando con todos los privilegios que nos dan”.

“Por eso, quiero invitarlos a que investiguen más, a que se interioricen con las carreras que cuenta el Politécnico, porque son oportunidades muy buenas, carreras del presente y del futuro, lo que da la prueba de que en Formosa se sigue invirtiendo en Ciencia y Tecnología, se sigue preparando a las personas para todo lo que se viene y esto lo tenemos en nuestra provincia y debemos aprovecharlo”, valoró.

Por último, y para cerrar el tema, resaltó que “desde el instituto nos ayudan mucho en la reinserción laboral a la hora de terminar la carrera, ya tenemos excompañeros que están dando clases en el Instituto Politécnico, otros trabajando en Refsa, en el Tribunal de Cuentas o en organismos que requieran de manejo de datos en la provincia”.

Asimismo, aclaró que al egresar se encuentran “calificados para trabajar de manera independiente, privada desarrollando páginas web, algún tipo de software”, cerró.