El gobernador entrega viviendas a treintena de familias piraneses

Compartir

Durante la estada de este lunes del gobernador Gildo Insfran en Pirane, además de inaugurar obras educativas, estará entregando un total de 28 viviendas a igual número de familias.

El primer mandatario compartirá con las autoridades y familias lugareñas de esta ceremonia donde se cederán las llaves y documentaciones los adjudicatarios de estas casas que disponen de todos los servicios y comodidades.

Se tratan de unidades habitacionales de dos dormitorios que se erigen en dos manzanas del barrio San Miguel, sector en franca expansión urbana.

Las casas responden a las características técnicas de la política gubernamental de utilizar la mayor cantidad de insumos locales (lo mismo que el aspecto laboral donde se prioriza a los trabajadores de la zona). Las puertas y ventanas de madera fabricados por carpintería de la región y todo lo necesario para que el beneficiario pueda contar con una vivienda digna que mejore su calidad de vida.

Todo lo que demando en cuanto a la infraestructura complementaria y servicios como agua y energía eléctrica, alumbrado público, apertura y enripiado de calles, se ejecuto con fondos provinciales.

Desde el Instituto Provincial de la Vivienda, su administrador general, el ingeniero Marcelo Ugelli, señalo que “esta entrega de viviendas ratifica la política de la gestión (Gildo) Insfran en el carácter federal interno en la planificación de los planes habitacionales. Es que la ejecución de viviendas no se concentra únicamente en la ciudad capital, sino que en todo el territorio provincial, incluso contemplando pautas de determinadas regiones, como ser las rurales y las de modalidad aborigen”.

Indico que esta grupo de viviendas, al igual que otros programas, se enmarca en un desarrollo de las comunidades de modo ordenado e integrado, ya que ante la expansión urbana se diseñan políticas de tendientes a cubrir las demandas de manera integral”.

Asimismo, fue subrayado que la tarea del organismo no solo contribuye a disminuir el déficit habitacional de la provincia, sino a elevar el nivel de ocupación laboral a través de la movilización de la mano de obra como también produce el consumo de insumos locales y servicios relacionados con la actividad de la construcción de viviendas”.

“Las viviendas rurales, las destinadas a los pueblos originarios, las urbanas, los planes de desarrollo urbanos, el mejoramiento de las viviendas y de barrios, infraestructura y equipamiento de la capital y el interior son algunas de las realidades que viene encarando el IPV en esta etapa de progreso constante que vive la provincia”, se enfatizó, para señalarse la concreción de los “aspectos muy valiosos de la planificación urbana como el de lograr ciudades equilibradas, dinámicas y competitivas”, se explicó.