Compartir

Varios integrantes del gabinete provincial estuvieron este martes en Ingeniero Juárez, delineando acciones con diferentes actores de la comunidad ante hechos de violencia que tienen en las adicciones –el alcohol sobre todo- como principal disparador.

Los ministros de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo,

Jorge Abel González, y el de Cultura y Educación, Alberto Zorrilla junto al intendente juarense, Rafael Nacif, además de subsecretarios y directores de otras carteras, como de la Comunidad, Desarrollo Humano, Producción y Ambiente y de Planificación, fueron quienes mantuvieron reuniones de trabajo a lo largo de toda la jornada con distintos sectores de la comunidad.

“Las políticas públicas del gobierno provincial son permanentes y estamos aquí para ratificar que seguirán e incluso se irán profundizando en el marco de un proceso que lo debemos desarrollar entre todos”, expuso el doctor González.

Reconoce que “aparecen situaciones que generan preocupación en la comunidad y también repercusión en los medios”, al tiempo de advertir que “se genera una carga de muchísima preocupación en los vecinos, y en esto las redes sociales intentan tener un rol de participación, pero se convierten en vehículos generadores de una campaña de tremenda psicosis, a partir de que se tergiversan la realidad”.

Sobre esto dejo en claro que “no existe diferencia de criollos o indígenas, esto traspasa todo, en todos los sectores hay inquietud ante determinadas situaciones”. Recordó justamente hechos generadores de alta “fricción” como la toma al municipio o la delegación zonal, el producido en el sector de las 50 Viviendas.

Involucrarse todos

Para el ministro lo “importante es que podamos hacer un análisis adecuado de la situación, y advertir de que estamos en presencia de cuestiones que son localizadas, y mas allá de que se interviene de manera permanente, existen aspectos que no están visibles, pero debemos diagnosticarlos y atenderlos, sobre todo al determinarse como se reiteran los actores de los hechos que generan intranquilidad”.

Entiende que “todos los actores sociales de Ingeniero Juárez deben involucrarse junto al estado provincial, y analizar responsabilidades comunes”, y en esa línea de trabajo confía en que “podremos alcanzar una comunidad que nos contenga a todos”.

González destacó los valores y la potencialidad de los lugareños, aunque advierte la existencia de hechos ríspidos y donde se hace necesario plantear responsabilidades. Y en ese sentido expuso que “no podemos soslayar que en todo conflicto que se produce en la comunidad el disparador es el alcohol”.

Ante esto considero “necesario no estigmatizar a determinado sector de la comunidad, en lo etario o étnico, a partir de causas que son mucho más profundas”.

Concibe que “el imperativo del análisis de causas debe darse en lo colectivo de la sociedad: no solo mirar al joven que esta bebiendo, sino los padres responsables, aquellos desaprensivos que venden a los menores el alcohol en cualquier horario, contraviniendo las normas”. Sobre esto último expuso que “también hay responsabilidades institucionales muy grandes, así como la policía puede labrar la infracción al Código de Faltas Provincial, es necesario el acompañamiento de la Justicia de Paz en el juzgamiento de esta contravención”.

Subrayo el ministro que la presencia de parte del gabinete provincial, es para “ratificar el firme compromiso del estado con esta comunidad, no nos retiramos e incluso les señalamos que acentuaremos las políticas públicas necesarias. De hecho y ante el diagnostico de la problemática derivada de las adicciones, fue en esta localidad el primer sitio del interior en habilitarse un centro de atención del IAPA”

Incluso expuso que se incorporo a través del ministerio de Educación las capacitaciones en oficios, y se mantiene una activa presencia a través de la dirección de Seguridad Comunitaria dependiente de la cartera de Gobierno y por supuesto de la policía.

Indico que en esta ronda de dialogo surgirá seguramente en que “podemos seguir colaborando para profundizar las políticas públicas que hemos puesto en marcha y ajustarlas a la realidad”, entre ellas por ejemplo se incluyo una reunión con los referentes religiosos de la localidad, sacerdotes católicos, pastores evangélicos y ministros anglicanos.