Compartir

En el marco del Día Mundial del Ataque Cerebral, que se celebra cada año el día 29 de octubre, el Hospital de Alta Complejidad “Presidente Juan Domingo Perón” brinda información a la comunidad para la prevención y tratamiento de esta afección.

Médicos del Área de Neurología dependiente del Departamento de Neurociencias del  HAC explicaron que el ataque cerebral, es una afección causada por la súbita pérdida de flujo sanguíneo cerebral (isquémico) o por el sangrado (hemorrágico) dentro de la cabeza.

Cualquiera de las dos situaciones puede provocar que las neuronas se debiliten o mueran, ya que sin oxígeno las células nerviosas no pueden funcionar. Las partes del cuerpo controladas por las regiones del cerebro afectadas, consecuentemente, también dejan de funcionar.

Los efectos de un ataque cerebral son a menudo permanentes, ya que las células cerebrales muertas no se pueden reemplazar.

Afortunadamente, por medio del reconocimiento temprano de los signos de un ataque cerebral y la búsqueda inmediata de atención médica se pueden reducir considerablemente las posibilidades de muerte y discapacidad.

Si bien el riesgo de sufrir un ataque cerebral no puede eliminarse por completo, puede trabajarse para disminuir la probabilidad de sufrir un evento mediante: Controles médicos regulares; estricto control de la presión arterial, abandono total del cigarrillo, optimización y seguimiento médico de la dieta, ejercicio físico bajo supervisión médica, control estricto de la diabetes, control y tratamiento de las enfermedades del corazón.

Los factores de riesgo comprobables son bastante conocidos por la población, debido a que son los mismos que para la enfermedad coronaria y el infarto cardíaco como ser la Hipertensión Arterial: Es el factor de riesgo más frecuente; está presente en casi el 80% de los pacientes que sufren un ataque cerebral en la Argentina.