El Hospital de Ibarreta recibió nuevos equipos que optimizarán la atención de varios servicios

Compartir

Destinados en esta oportunidad a mejorar el cuidado de la salud de las mujeres y los niños.

El Gobierno de Formosa, a través del Ministerio de Desarrollo Humano, continúa dotando de equipamiento y otros elementos a los hospitales y centros de salud de toda la provincia, a fin de optimizar cada uno de los servicios y, a su vez, la calidad de numerosas prestaciones gratuitas que se ofrece a los pacientes que residen en los distintos puntos del territorio.

En ese sentido, una nueva y múltiple entrega tuvo lugar en el Hospital Distrital de Ibarreta que beneficiará, en este caso, a las áreas de Obstetricia y Ginecología, a las salas de parto y al servicio de Neonatología, con la finalidad de seguir mejorando la atención integral a la salud de la mujer, como también del binomio madre-hijo.

Desde la dirección del nosocomio agradecieron por la provisión de los equipos y demás elementos “porque realmente representan una entrega muy significativa para nuestro hospital, ya que nos va a permitir que sigamos dando a los pacientes la mejor atención posible, sobre todo al tratarse del cuidado de la salud de estos grupos tan importantes como son las mujeres y los niños”.

“Recibimos una cialítica muy moderna, de última generación, que es un panel de luz móvil, que se utiliza para tener una mejor visión en el momento del parto y para realizar mejores procedimientos obstétricos”, revelaron en principio sobre uno de los aparatos que llegó recientemente al nosocomio.

Señalaron que a lo anterior se agregó un equipo de ultrasonido “para escuchar con mayor precisión los latidos del bebé” y un equipo de refrigeración para la sala de parto. También un equipo de luminoterapia que se utiliza para el tratamiento de la ictericia neonatal, que se produce cuando se presenta un alto nivel de bilirrubina “que comúnmente decimos que el bebé se pone amarillento”, describieron.

Asimismo, ampliaron que además fueron recepcionadas “seis cunas que van directamente a la sala de obstetricia y rumining”, donde están los bebés recién nacidos y sus mamás. “Fueron dispuestas para una sala completa que cuenta con seis camas y cada cunita acompaña a cada una de las camas. Esto, sin dudas, va permitir una mayor comodidad para el binomio madre-hijo”, añadieron.