Compartir

El ministro de Economía, Hacienda y Finanzas, Jorge Ibáñez, reconoció como válida la opción por la vida adoptada por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, y, consecuentemente, por el gobernador Gildo Insfrán, ante la situación de emergencia sanitaria derivada de la pandemia.

Ante la pregunta de cómo repercute la situación fiscal por la caída en la recaudación a nivel nacional, el funcionario provincial consideró que ésta podría ser de un 40% en abril, no obstante lo cual aseguró que los sueldos a los estatales en actividad y los haberes de los jubilados y pensionados de la Caja de Previsión Social se harán efectivos en tiempo y forma.

Infirió que habrá una fuerte caída de los ingresos públicos nacionales y provinciales, lo que se vislumbra a partir de este “parate” de la economía y si bien hay cifras que indican que aquellos que venden alimentos a nivel nacional  han incrementado sus ventas, esto no se condice en absoluto con la caída de los otros impuestos, fundamentalmente la del Impuesto al Valor Agregado, conocido como “el  IVA”, que es uno de los que nutre a los recursos fiscales nacionales”.

Dando cifras concretas, precisó que el mes pasado, en comparación con lo que estaba presupuestado,  hubo una caída  de casi un 27% y el  que lo precedía de un 24,7%. “Sobre abril nada se sabe aunque cálculos estimativos efectuados por la Comisión Federal de Impuestos  revelan que pueden sumarse 10 puntos más a la caída y se estaría en el orden del 40%”, manifestó.

No obstante, aclaró que se trata de números que hacen a las finanzas globales  y que “en el caso particular del Gobierno provincial de lo que se trata es de llevar tranquilidad absoluta a los agentes públicos que van a cobrar en tiempo y forma sus salarios”.

Advirtió que a fin de mes confluirán pagos por diversos conceptos y beneficios otorgados por el Gobierno Nacional a través, por ejemplo, de la ANSES, por lo que formuló un llamamiento a los estatales para que cuando se comunique las fechas en la que se harán efectivos los haberes, traten de percibirlos y utilizar los medios alternativos de pago: tarjetas de crédito y débito, el home banking y la billetera virtual Onda del Banco de Formosa.

Cuestión cultural

Ibáñez admitió que hay muchos formoseños que quieren tener el dinero ganado con el esfuerzo de su trabajo, y también los jubilados, en sus bolsillos y las mujeres en sus carteras por una cuestión de tranquilidad y hasta cultural.

“Hoy les pedimos, les rogamos que utilicen los medios electrónicos alternativos de pagos y en el caso de aquellos que no saben cómo bajar una aplicación del banco, seguro tienen un hijo o un nieto de pocos años que son muchos más expertos que los adultos y podrán orientarlos convenientemente”, señaló.

Resaltó que de este modo evitarán las aglomeraciones y será más fácil la percepción de los salarios y, al mismo tiempo, se estará preservando la salud de los formoseños en el contexto de la presente emergencia sanitaria.

Optar por la vida

Sobre la decisión de optar por la vida en esta emergencia por COVID-19 por parte de Alberto Fernández manifestó que es la que permite tener la situación actual como país y como provincia con relación a la pandemia, señalando que “existen datos que, aunque son estimativos, revelan lo que hubiere ocurrido si no se hubiese decretado la cuarentena. Son cifras que asustan”.

Comparativamente, aludió a aquellos países que adoptaron la otra vía cuya realidad es visible, como la del más poderoso y que tiene la economía más grande  del mundo que es Estados Unidos de América. “Indudablemente les ha ido muy mal, el nivel de muertos que tiene es impresionante por haber optado que la economía tiene que seguir funcionando y las empresas debían mantener su nivel de actividad”, subrayó.