Compartir

El ministro de Educación de la provincia, doctor Alberto Zorrilla, confía en que el 6 de marzo comenzarán  las clases en todos los niveles de la enseñanza en la provincia y admite que las autoridades locales mantienen una conversación permanente con los gremios docentes para abordar las cuestiones pendientes de resolución.

“Hay un horizonte de crisis nacional muy importante  que puede afectar nuestro trabajo;  pero estamos de acuerdo con las entidades sindicales que hay un bien supremo a defender que es el derecho de los niños a tener clases aunque  al mismo tiempo respetamos el derecho de que tengan un salario digno”, expresó.

Manifestó el funcionario que  son derechos que colisionan pero que hay que ver que  se puede hacer para  que los chicos no pierdan días de clases pero que, al mismo tiempo,  los docentes hagan prevalecer sus derechos, también”, manifestó.

Zorrilla hizo referencia a la reunión mantenida con el ministro de Educación, Esteban Bullrich, sintetizando: “Fue muy claro el ministro que no iban a llamar a paritarias para tratar el tema salarial”.

Comentó que les había dicho que la paritaria ya estaba hecha del año pasado porque se acordó un 20% por encima del salario mínimo,  vital y móvil y que eso se actualizó el primero de enero por lo que consideran que la paritaria ya está dada.

“Pero no se ha llamado a los gremios ni piensan llamar porque quieren que, primeramente, todas las provincias hagan sus paritarias provinciales y después al final hace la nacional”, relató.

El doctor Zorrilla recordó que muchos  ministros provinciales, entre ellos el,  no estuvieron  de acuerdo con ese criterio por un principio básico que está dado por la existencia de  una ley que ordena la paritaria en la que está involucrado el Consejo Federal de Educación.

“Nosotros expresamos que no acompañábamos esa decisión,  que la Nación tenía que hacerse cargo de esa instancia y después las provincias en base a ese marco plantear sus propias paritarias”, señaló para puntualizar que para el caso  “tuvimos el mandato de los gobernadores para que eso se  exprese “.

De todos modos, reconoce Zorrilla que no hubo una respuesta adecuada por parte del gobierno nacional y cree que se va a insistir con esa postura.