Compartir

El Partido Justicialista repudió los dichos del ex funcionario aliancista y macrista Darío Lopérfido al considerar que “hace del odio y la intolerancia sus principales herramientas para hacer política”.

En un comunicado con las firmas de José Luis Gioja presidente del Consejo Nacional y Gildo Insfrán presidente del Congreso Nacional del Partido, consideraron que el dirigente es una persona que “banaliza las atrocidades humanas cometidas por la dictadura militar argentina, mal puede juzgar como dictatorial o feudal a funcionarios de la democracia, elegidos por el voto popular y mucho menos calificar al peronismo como “sindicato del crimen”.

Según el PJ, “Esa incontinencia verbal es propia de quien relativiza los 30.000 compañeros desaparecidos durante la dictadura militar y que se expresa, también, en sus exabruptos en contra de la estrategia sanitaria del país frente a la pandemia” y agregaron que “Es difícil tomar con seriedad los consejos sanitarios de un militante del gobierno que degradó la Salud Pública Argentina a rango de Secretaría y recortó partidas presupuestarias en esa área”.

Recordaron que acorde a su ideología política, su propuesta se resume en copiar ejemplos de países extranjeros, cuando en realidad países extranjeros ponen de ejemplo a la Argentina en el manejo de la pandemia.

“Las expresiones deleznables de Lopérfido sobre el Presidente y la Vicepresidenta de la Nación, así como sus insultos sobre los militantes de nuestro movimiento político, no hacen más que poner en evidencia el odio que mueve a una minoría elitista y conservadora, que no escatima en agravios y agresiones cuando consideran que sus privilegios están en riesgo. Ese mismo odio que bombardeó una plaza pública, que fusiló a militares y civiles que pensaban distinto, que torturó y asesinó a miles de argentinos durante la dictadura militar, es el que trata de prevalecer nuevamente en la política argentina a través de personajes con discursos intolerantes y violentos”.

El justicialismo llamó a la reflexión a quienes “han elegido esta ruin estrategia para hacer política, pues nada bueno se puede construir desde el odio” y convocó a superar “la monumental adversidad que nos plantea este momento histórico y poner, unidos, a la Argentina nuevamente de pie”.